En comisión mixta se definirá elección de intendentes

No fue una sorpresa, las diferencias entre lo aprobado en la Cámara de Diputados y en primera instancia en el senado no eran menores, por lo que no era difícil imaginarse que la cámara alta rechazaría los cambios al proyecto y forzaría el paso a Comisión Mixta de la reforma constitucional que permite la elección del ejecutivo regional, mas coloquialmente conocido como “elección de intendentes”.

 

Sin embargo existía la esperanza en el Ejecutivo de que esta reforma, dada la estreches de los tiempos para conseguir que la elección se efectué en 2017, fuese aprobada en el senado. Sin embargo desde los primeros momentos del debate se notó la disposición negativa de los senadores por lo que para no alargar más la tramitación del proyecto se acuerda rechazar en una única votación todas las enmiendas para forzar así la Comisión Mixta. El compromiso de forzar una comisión mixta y zanjar todas las materias pendientes en un solo día fue efectuado por la presidenta de la Comisión de Gobierno del Senado, Ena von Baer, y por el presidente de la UDI, Hernán Larraín, quien ya había adelantado dicha proposición en su intervención en la sala. “Creo que esta es la única manera de hacer un último esfuerzo para que esta reforma no sea pésima, sino que sea un poquito menos mala”, dijo Larraín.
Así, senadores de Chile Vamos, Nueva Mayoría e independientes rechazaron, en una única votación, todas las enmiendas introducidas por la Cámara. La única excepción fue la presidenta de Amplitud, Lily Pérez, quien no se sumó al acuerdo y acusó a ambos bloques de dilatar el proyecto.
Entre los cambios rechazados, se encuentran los cambios referidos a la resolución de los empates de más de dos mayorías en caso de que dos candidatos obtengan más del 40% ; la denominación (nombre) de la nueva autoridad; las facultades; la fiscalización de los Consejeros y las normas relativas al fuero, entre otras.
Al argumentar la votación, los senadores Espina, Von Baer y García Ruminot fueron enfáticos en que los cambios propuestos “tienen materias que son un profundo error” y pusieron como ejemplos que en materia de empates solo se considera entre dos candidatos; con respecto a la facultades fiscalizadores del core se cambian las mayorías, “lo que puede ser controvertido y llegar al extremo de señalar que debe ser la mayoría; además cuestionaron la denominación de “delegado secretario regional, que se puede prestar para confusiones”; además del fuero, “que es importante porque controlan la fuerza pública”.
Para el senador Letelier el foco debe estar en resolver la redacción respecto a la facultad fiscalizadora, asimismo reparar el fuero y aclaró “que el ciudadano entiende que el intendente es el representante del presidente y nos enredamos en el uso de nomenclaturas y hemos llegado a la peor de las soluciones”. En tanto, el senador Navarro advirtió que Chile es el único país que NO elige a sus autoridades locales y precisó que “quiero cerciorarme que este nuevo trámite de mixta posibilitará la elección el 2016”.

 

 

UN PAÍS DESCENTRALIZADO
“Estamos frente a un proyecto emblemático, las regiones podrán elegir a sus autoridades, tiene que ver con la atomización del poder y acercarnos a los territorios”, señaló el senador Chahuán, pero hizo suyas los aspectos a mejorar porque, “lo peor es que agravemos la situación”, sentenció. En la misma línea, el senador Pérez Varela manifestó que “es indispensable avanzar para darle poder a las regiones y que todos los ciudadanos tengan igualdad de oportunidades, por ello la necesidad de un texto que resuelva bien los problemas y que no genere dificultades mayores”.
A su turno, el senador Quinteros recordó que en general la norma se aprobó por unanimidad y luego se cuestionó el traspaso de competencia, “pero ahora solo debemos referirnos a las enmiendas de la Cámara”, aclaró, porque -a su juicio- el proyecto da mayores certezas sobre las condiciones. En otro orden, el senador Horvath sugirió que votar en conjunto tiene riesgo, “porque algunos puntos son importantes de salvaguardar, pero dejo en claro que esta elección debe darse el 2017”.
Coincidentemente, el senador Bianchi resaltó que “aquí no vamos a retrasar un proyecto que no solo es esperado, sino que ha sido un compromiso de muchos de nosotros, por tener un país descentralizado y permitir el desarrollo armónico de todas las regiones. En esta línea hemos acordado resolver el lunes en una Comisión Mixta”.
Valorando las opciones que se abren en una Comisión Mixta, el senador García Huidobro llamó a que entren en vigencia las “necesarias atribuciones de las nuevas autoridades”. Por último, el senador Moreira argumentó que “no se puede legislar mal. Efectivamente este es un mal proyecto y llegó pésimo de la Cámara de Diputados, todos sabemos que las competencias y luchas de poder, en vez de dar gobernabilidad hay una polarización”.

 
DIFERENCIAS ENTRE LO APROBADO POR EL SENADO Y LA CAMARA

Entre los cambios introducidos por la Cámara de Diputados a lo aprobado en primera instancia por el senado está la sustitución del nombre del futuro representante del Presidente de la República en cada región, el que se llamará (según lo aprobado por la Cámara) “Secretario Regional”, en vez de “Delegado Presidencial Regional”, como había quedado tras el paso de la reforma por el Senado. En tanto, los “Delegados Presidenciales Provinciales” fueron reemplazados por la denominación “Secretarios Provinciales”.
Asimismo, los diputados establecieron que los secretarios regionales y provinciales no tendrán fuero, a diferencia de los gobernadores regionales. Estos últimos, además, podrán ser acusados constitucionalmente, durante el ejercicio de sus funciones y hasta seis meses después de la expiración en sus cargos.
También eliminaron la obligación establecida en el Senado sobre la transferencia de competencias de los ministerios o servicios públicos a los gobiernos regionales, manteniendo la actual norma constitucional que señala que el Presidente de la República “puede transferir” dichas competencias en carácter temporal o definitivo. Recordemos que el senado había cambiado la redacción de “puede transferir” a transferirá elevando a la norma constitucional la obligatoriedad del ejecutivo de transferir competencias, con la redacción aprobada en la Cámara el ejecutivo eventualmente podría negar la transferencia. Además, dispusieron que el ejercicio de las facultades de fiscalización, especialmente frente al gobernador regional, recaerá en el Consejo Regional y no en cada uno de los consejeros.
Por último, respaldaron la propuesta del Ejecutivo sobre la norma transitoria aprobada en el Senado, respecto de la entrada en vigencia de la presente reforma, de modo que se acelerará el estudio en paralelo de la ley sobre transferencia de competencias y la ley orgánica constitucional que regule este proyecto, argumentaron desde el gobierno. Recordemos que el senado había introducido un articulado transitorio que establecía que la elección democrática de intendentes no regirá hasta que la ley de traspaso de competencias así como la de responsabilidad fiscal, que contemplaría el financiamiento para las regiones, fuesen aprobadas.
Las diferencias entre el senado y los diputados deberá dirimirse en comisión mixta, pudiendo darse por rechazado el proyecto de no haber acuerdo.

Top