Alta tasa de denuncias por violencia contra la mujer en la Región de O’Higgins

-A la fecha se registran 4 mil 766 denuncias, según informó la directora regional del Sernam, Pamela Zamorano

 

 

Flor Vásquez.

 

 

Una alta tasa de denuncias de casos de violencia contra la mujer registra la Región de O’Higgins, la que incluso es más alta que el promedio nacional. Así lo indicó la directora regional del Sernam y Equidad de Género de O’Higgins, Pamela Zamorano, quien precisó que la tasa en el país es de 6,6 por ciento, en tanto que en la región es del 7.3 por ciento.
Agregó que a la fecha en la región se han presentado 4 mil 766 denuncias. De esa cantidad, 3 mil 418 corresponden a Cachapoal, mil 140 en Colchagua y 208 en Cardenal Caro.
Esos casos son los que llegan a la justicia, pero en la realidad son muchos más. De allí la importancia de la campaña contra la violencia a la mujer que en este mes está realizando el Ministerio de la Mujer.
Pamela Zamorano destacó que desde la creación del Sernam (Servicio Nacional de la Mujer y que ahora es ministerio) se ha abordado el tema de los derechos de la mujer; subrayando que “uno de los derechos fundamentales es la vida libre de violencia”.
Agregó que en esos años se ha logrado hacer más patente esta problemática, que se tome conciencia y que se entienda que se requiere un cambio cultural profundo.
“En las últimas campañas –dijo- nos hemos centrado en el cambio cultural. Se ha buscado mostrar a la comunidad como nuestra cultura ha replicado estereotipos y la discriminación, con lo que se va manteniendo la situación de vulneración de derechos de las mujeres”.
Enfatizó que es necesario atacar la razón de fondo, que es la cultura machista y patriarcal, en donde la mujer siempre ha estado subordinada respecto de los varones. “Hay que mostrarles a los hombres que esta cultura en que han sido formados se puede cambiar y que ellos pueden realizar acciones concretas para modificar sus conductas y aportar a que este cambio cultural sea más rápido”.

 

 

“HOY SE DENUNCIA MAS”
Pamela Zamorano indicó que las cifras de denuncia de casos de violencia contra la mujer no bajan porque “hoy se denuncia más. Las mujeres se están atreviendo a denunciar. Incluso las cifras deberían ser más altas; se estima que hay muchos casos más, pero no se denuncian.”.
En cuanto a las medidas cautelares que en varios casos no han evitado que la mujer sea asesinada por su pareja o ex pareja, señaló que lo positivo es que exista una ley que tipifica el femicidio. “Años atrás no existía esa ley. Y lo que corresponde ahora es mejorar el sistema. La Presidenta Bachelet nos ha pedido que identifiquemos los principales nudos que están afectando la implementación y aplicación de la actual normativa vigente. Para ello hay que hacer un trabajo intersectorial”.
“Efectivamente –añadió- hay una dificultad respecto de seguir las medidas cautelares, lo que responde a múltiples factores”.
Informó que en nuestra zona se cuenta con un circuito regional de femicidios, cuyos integrantes se reúnen periódicamente para analizar los casos que han ocurrido. “Hemos hecho un análisis profundo de los casos de dos últimos años, con miras a identificar las dificultades y hemos desarrollado estrategias para mejorarlas”.
Trabajo interno, principal nudo falta de herramientas especialidad de Carabineros. En esa línea se está desarrollando un plan de capacitación a funcionarios policiales en el tema de la violencia y a la fecha se ha capacitado al 80 por ciento de Carabineros.
Puntualizó que en la región, a la fecha, se han registrado dos femicidios, uno en Paredones; el segundo fue en Paine, pero la víctima era de Rancagua
Reiteró que en la región se registra un alto número de casos de violencia contrala mujer. “Por eso –señaló- el Comité regional de seguridad pública, que preside el intendente, decidió mantener como prioridad el delito de violencia intrafamiliar. En la última sesión del consejo volvimos a ratificar este compromiso”.
Puntualizó que en la región hay dos casas de acogida, en Rancagua y San Fernando; además cuatro centros para la mujer, en Rancagua, Rengo, San Fernando y Pichilemu; en los cuales se ha reforzado el trabajo con aumento de profesionales.
Asimismo, resaltó que se está desarrollando un plan nacional de formación de monitores en prevención de la violencia. “Se busca generar una conciencia crítica entre los vecinos, especialmente en los dirigentes de organizaciones sociales. La idea es que trabajen coordinadamente con los centros se la mujer y con la red comunal de protección de derechos, que permita rápidamente identificar cuáles son las mujeres que están siendo víctimas de violencia. Los primeros en enterase de los hechos de violencia son los vecinos y por ello es importante contar con su colaboración. Los vecinos pueden hacer la denuncia, dar la primera acogida a la mujer víctima de violencia y contribuir a que nosotros como institución tomemos conocimiento rápidamente de los hechos para ofrecer la atención psiocosocial y jurídica gratuita”.
“Otro hecho importante –agregó- es la presentación de un decálogo de los derechos de las mujeres víctimas de violencia. Establece 10 derechos fundamentales, como el de ser tratada con dignidad, tener la información oportuna del estado de su causa y otros”.
Finalmente, Pamela Zamorano recalcó la importancia y necesidad de que la comunidad se involucre en la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres.

 

 

Problema cultural

“A través de la campaña la idea es evidenciar cómo históricamente la violencia ha formado parte de la construcción de la masculinidad y apuntar a cambiar esta situación. Los hombres que agreden a las mujeres están insertos en la sociedad, se desempeñan en trabajos diversos -como cualquier persona-, y tienen relaciones sociales y familiares aparentemente normales. Sin embargo, establecen relaciones de pareja basadas en el control y la violencia”, señaló Pamela Zamorano Pérez, directora regional del Sernam y Equidad de Género de O’Higgins.

 

 

Algunas cifras

En Chile, aproximadamente el 35% de las mujeres declara haber vivido una o más situaciones de violencia a lo largo de su vida, ejercida por su pareja, ex pareja o algún familiar.
En lo que va de 2016 se han registrado 32 femicidios y 109 femicidios frustrados y otras 107 mujeres han sobrevivido a situaciones de la misma índole.

Top