No hay fecha para marcha blanca del Rancagua Express

  • El ministro Andrés Gómez-Lobo y el presidente de Grupo EFE, Germán Correa, sólo declararon que el proceso despegará cuando estén finiquitadas las obras de mitigación del proyecto. Antes, lo habían comprometido para el verano.

Por: Marcela Catalán

 

Ayer viernes y en dependencias de la Seremi de Obras Públicas, en Rancagua, se reunieron el ministro de Transporte y Telecomunicaciones y el presidente de Grupo EFE, Andrés Gómez-Lobo y Germán Correa, respectivamente, con autoridades y alcaldes de la región. Lo anterior, en el contexto del proyecto Rancagua Express.

Ambos descartaron dar fechas para el despegue de la marcha blanca de la iniciativa, limitándose a afirmar que ocurrirá cuando finalicen las obras de mitigación en las comunas por donde circulará el servicio. En agosto de 2016, se había señalado que ello ocurriría en el verano.

La información fue entregada luego de que todos se encontraran en la primera mesa de trabajo, cuyo objetivo es seguir abordando el tema en conjunto.  La segunda cita tendría lugar antes del 15 de enero, según comentó el intendente Pablo Silva.

El encuentro se llevó a cabo justo después de que vecinos de Graneros -cuya comunidad dice ser una de las más perjudicadas por la propuesta-, hicieran barricadas en la línea férrea del sector.

“Inicialmente EFE tenía planificado empezar la marcha blanca durante este verano, pero acordamos, con los alcaldes y parlamentarios, que antes deben estar (listas) las medidas de mitigación necesarias para la conectividad. Es lo que trabajaremos de aquí a enero, para asegurarnos de que esté hecho”, expresó Gómez-Lobo. Reglón seguido, agregó que el presidente de la empresa laborará con los ediles, para ver los detalles operativos del plan. Respecto a cuánto tiempo podría extenderse la etapa de prueba, el secretario de Estado respondió que aquello tomaría hasta un mes.

Por su lado, Correa comunicó que intentarán “acelerar al máximo esas obras (de mitigación), de manera que la marcha blanca comience cuanto antes”. En sus palabras, esta fase debería requerir “un periodo de 6 semanas, al final de las cuales evaluaremos qué sucedió. Nos dirán qué cosas pueden estar fallando. En ese momento se resolverá en conjunto, tal como hoy, la decisión de iniciar el servicio de manera regular”.

En cuanto al por qué no han podido cumplir con los plazos establecidos, el presidente de EFE argumentó que el arranque fue complejo. “Este proyecto no nació plenamente planificado desde su origen. La experiencia en propuestas de este tipo señala que, cuando eso pasa, siempre hay dos cosas que se dan: más plata, más tiempo. Ése ha sido un serio problema que trabajamos para que no se dé en otros proyectos de la empresa”.

Correa esgrimió que la materialización de un  plan, con esta magnitud y dificultades, toma “entre 5 y 6 años”. En ese sentido, declaró que “quizá el error fue no advertir” que iniciativas de dicha índole “tienen estas complejidades”, con “muchas obras adicionales que se despliegan en un periodo bastante largo”. Añadió que, hasta hoy, los costos del proyecto ascienden a US$650 millones, lo que duplica las estimaciones iniciales.

Por su parte, el intendente recalcó que si bien no se dio una fecha concreta para el despegue de la marcha blanca, aquello sucederá en “los próximos meses”. En relación a la mesa acordada, acotó que “será permanente y antes del 15 de enero tendremos la siguiente reunión”.

El MUNICIPIO DE GRANEROS

El alcalde de Graneros, Claudio Segovia, dijo estar optimista ante la realización de la instancia y subrayó que las autoridades se comprometieron a desarrollar los arreglos que esta parte de la región requiere, para no ser perjudicados por el tren. Sin embargo, tampoco hay fecha para el comienzo de las obras de mitigación que su comuna necesita.

“No hay fecha de inicio todavía, (pero) desde EFE irán a conversar con nosotros a la ciudad. Eso significa que hay preocupación y voluntad, porque estamos para resolver problemas, no para ahondar en conflictos. Ahora sí hay voluntad y disposición. De no haberla, el Rancagua Express no existirá”, advirtió.

Respecto a las medidas que deben ejecutar en Graneros, recordó la raíz del conflicto. “La puesta en marcha implicará la bajada de la barrera cada 20 minutos (en la línea férrea), lo que traerá un colapso vial insoportable. Hay que ver el atravieso de calle Estadio, y comenzar los de Concepción y Santa Ana. Necesitamos conectividad, para que (el servicio) no divida la comuna.  Son cruces provisorios para automóviles y también para personas. El costo del proyecto se ha duplicado, porque hemos considerado que el paso desnivelado en La Compañía tenga el paso de vecinos, ciclistas y personas con discapacidad”.

BARRICADAS MATUTINAS

En cuanto a las barricadas ocurridas en la mañana, si bien Segovia reconoció que no es correcto incurrir en estos actos, dijo comprender el contexto de la situación. “Hay un descontento grave entre quienes habitan una ciudad colapsada, a quienes les dan la pésima noticia de que bajarán la barrera cada 20 minutos, impidiendo que su calidad de vida posea la mínima dignidad. Es parte de la legitimidad de la democracia, pero no avalamos procedimientos que no se condicen con la normativa vigente”, remató.

Related posts

Top