Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo (ENUT): Mujeres de la región dedican más horas al trabajo doméstico que el promedio nacional

– Las mujeres de la sexta región  dedican al menos  una hora más que el resto de las chilenas a las labores del hogar. Ministra Claudia Pascal hizo un llamado  a valorar el trabajo doméstico   como un aporte al desarrollo del país.

 

Hace unos días el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entregó  los resultados de la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo (ENUT)  cuyo principal objetivo fue obtener información sobre el uso del tiempo de la población de 12 años y más, respecto a actividades de trabajo (trabajo en la ocupación y trabajo no remunerado) y actividades personales. La encuesta fue  realizada entre los meses de septiembre y diciembre de 2015 aplicandose en el área urbana de 118 comunas  del país,  abarcando de esta forma  el 85% de la población nacional.
Entre los datos más destacados están que el estudio  arrojó que en un día tipo, en promedio, las mujeres destinan 3 horas más que los hombres a todas las actividades de Trabajo no Remunerado (TNR), esto incluye trabajos domésticos; cuidados a integrantes del hogar; y trabajo no remunerado para otros hogares, comunidad y voluntario.
En el caso de regiones, Arica y Parinacota es la región donde menos personas realizan trabajo no remunerado, con un 92,3% del total de población destinando 4,26 horas en promedio; mientras que las regiones que presentan mayor proporción de la población que realiza Trabajo no Remunerado son Los Ríos y Libertador Bernardo O’Higgins, ambas con 98,2% de tasa de participación. En estas últimas regiones se destina en promedio 4,68 horas y 5,20 horas, respectivamente, al Trabajo no Remunerado.

Al comparar el trabajo doméstico no remunerado para el hogar, se presentan diferencias significativas por sexo, ya que un 97,3% de las mujeres realiza este tipo de trabajo, y destinan en promedio 3,84 horas al trabajo doméstico; mientras que un 92,2% de los hombres realiza este tipo de trabajo,  con 1,83 horas promedio.

Al analizar  por tipo de actividades de trabajo doméstico, se evidencia y cuantifica que hay actividades socialmente feminizadas y otras masculinizadas: por ejemplo, las mujeres tienen mayor participación en tareas como la limpieza de ropa y calzado (70,4%) y en preparación de comidas (59%). En el caso de los hombres, su mayor participación se registra en reparaciones menores para el hogar (80,3%) y compras para el hogar (45,9%).

A nivel regional, los hombres de la Región del Maule son los que menos tiempo destinan al trabajo doméstico no remunerado, con solo 1,24 horas en promedio, mientras que los hombres de la Región de Los Ríos son quienes destinan más tiempo a este tipo de trabajo, con 2,31 horas promedio.
En cuanto al trabajo de cuidados no remunerado a integrantes del hogar; y actividad no remunerada para otros hogares, comunidad y voluntario las mayores tasas de participación se registran en las mujeres, con un 51,9% y 18,2%, respectivamente.

En O’Higgins las mujeres trabajan más

En el caso de nuestra región, según la ENUT 2015, el indicador que considera el tiempo utilizado tanto en las labores en el mercado como en el hogar, carga global de trabajo, anotó 11,77 horas para mujeres, y 10 horas para los hombres en un día de semana, es decir en total la féminas de la región trabajan casi dos horas más que los hombres.

Si bien los hombres dedican una mayor cantidad al trabajo remunerado, las mujeres los superan ampliamente en el trabajo no remunerado, que tiene relación con las labores domésticas, y el cuidado de personas.

Héctor Becerra, director regional del INE indicó que    en cuanto al Trabajo Doméstico No Remunerado, que corresponde a los quehaceres domésticos, preparación y servicios de comidas, la limpieza de la vivienda, entre otros, “se presentan diferencias significativas por sexo, pues en un día tipo la participación de las mujeres es mayor que la de los hombres. Las mujeres participan en 98,0% y destinan en promedio 4,28 horas al trabajo doméstico, mientras que los hombres lo hacen en 94,5% con 1,82 horas”.

Respecto del Trabajo de Cuidados No Remunerado, en un día tipo, un 49,3% de las personas realizan algún tipo de cuidados no remunerados para otros integrantes de su hogar, destinando 2,27 horas en promedio. La participación de las mujeres es de un 52,9%, con 2,84 horas en promedio destinadas, en tanto que en los hombres la participación y las horas destinadas disminuyen, con 45,5% y 1,57 horas en promedio, respectivamente.

Al respecto el director regional del INE, Héctor Becerra sostuvo que “al leer los datos a nivel regional, el promedio de tiempo destinado a la carga global de trabajo en un día de semana, es de 10,74 horas, con una diferencia de casi dos horas más en las mujeres en comparación a los hombres, 10,77 y 10,00 horas respectivamente”.

Ministra Claudia Pascal:

“Cuando la mujer incorpora al mundo laboral no se olvida de su casa”

Durante la entrega de los resultados, la ministra de la Mujer, Claudia pascal quiso estar presente, ya que los resultados demuestran la sobrecarga laboral que deben vivir las mujeres chilenas tanto por labores remuneradas como  domésticas.

En este sentido, junto con felicitar el trabajo que realizado por el INE, la ministra explicó que “está encuesta nos permite visibilizar cuánto tiempo destinan las mujeres y los hombres a las labores del hogar, y confirman desafíos que tenemos pendientes como sociedad: generar cambios en las relaciones al interior de las familias que permitan el desarrollo de la corresponsabilidad de hombres y mujeres en las labores domésticas; así como el desarrollo de políticas públicas que favorezcan una transformación cultural en ese sentido”.
La Secretaria de Estado detalló que durante el actual gobierno se ha avanzado en iniciativas legales en esa dirección, como la Ley que permite a los padres hombres poder alimentar a sus hijos menores de dos años; y el anuncio hecho por la Presidenta para el envío de un proyecto de ley al parlamento en que los padres y madres puedan tomar licencias médicas e intercambiarlas entre ambos para poder cuidar a sus hijos e hijas menores de 15 años.

Asimismo, añadió que, “cuando las mujeres se incorporan al mundo del trabajo fuera del hogar no lo hacen olvidándose de la casa, lo hacen sumando el trabajo remunerado a esta tarea; esta realidad que permite a los otros miembros de la familia desarrollarse de mejor forma implica un desgaste adicional en el cuerpo de la mujer”. E hizo un llamado a “valorar el trabajo doméstico como un aporte al crecimiento económico, político y social del país”.

 

Tags ,

Related posts

Top