Ley de Presupuesto y Personas Mayores

Todos los años esperamos con ansias que las personas mayores ocupen un lugar prioritario en el Presupuesto Público. Más aún ahora que como país contamos con estadística importante respecto de cuántos son, cómo viven, en qué condiciones y qué necesidades tienen. Sin embargo, y pese a que advertimos mejoras respecto de años anteriores, no visualizamos un cambio que dé cuenta que hay voluntad política, cualquiera sea el sector, para tomar la problemática del envejecimiento demográfico con seriedad.
Valoramos el aumento del 10% en las Pensiones Básicas Solidarias y Aportes Previsionales Solidarios, pero creemos que no basta para un país en que el 6,6% de su población adulta mayor vive en situación de pobreza por ingresos, un 21,6% está en condiciones de pobreza multidimensional, y un 20% presenta algún grado de dependencia física y/o mental. Asimismo, consideramos que es insuficiente que el presupuesto de SENAMA para el ejercicio 2017 se aumente en 1,6 %, cuando el IPC del adulto mayor vulnerable registró un alza de 3,2% en los últimos 12 meses, debido al alza del transporte, vivienda y servicios básicos.
Las personas que hoy están en el segmento adulto mayor no sólo necesitan mejores pensiones, requieren soluciones inmediatas en áreas de salud, trabajo, vivienda, cuidados y otros. ¿Qué estamos esperando para reconocer que nuestros mayores son un aporte a la sociedad y que tienen derecho a la calidad de vida? Debemos actuar ahora, en que la población mayor todavía es menor al 17% del total. Para que, cuando sobrepasemos el 20%, estemos preparados, con recursos, una política integral y planes de acción concretos que garanticen, de una vez por todas, una vejez digna a todos los chilenos.

 

Consuelo Moreno
Daniela Godoy
Miembros de Red Mayor

Top