EDITORIAL: Una poco celebrada elección de intendentes

Es rara la sensación que queda tras la aprobación ayer en el parlamento de la reforma constitucional que permite la elección directa de los Gobernadores Regionales, quienes junto a los Delegados Regionales reemplazaran a los actuales intendentes.

Es que si bien es cierto que esta se trata de una histórica reforma constitucional y que ciertamente marcará un antes y un después en el necesario proceso de descentralización de nuestro país, también es cierto que no hubo grandes celebraciones, lo que pasa es que se trata de un proyecto que si bien fue aprobado con amplia mayoría la poca claridad sobre las atribuciones de la nueva autoridad así como lo difuso que aún es si la elección se podrá o no realizar en noviembre del 2017 (se espera que en Abril sea visto este tema) hace que prácticamente no existan voces que hablen de que este es un “buen proyecto”. De hecho tras la discusión en el senado las posturas de los parlamentarios se pueden resumir en dos claras posiciones en las que un sector insistió en que la reforma constitucional no cumplirá las expectativas de la ciudadanía, pues no hay competencias claras para la nueva autoridad electa; y otra que respaldó el informe y catalogó el proyecto como “uno de los más importantes que se han discutido en los últimos 25 años”.
Con todo, viendo el vaso medio lleno, la elección popular de intendentes es ciertamente un paso muy importante hacia la ansiada descentralización, sin embargo cabe esperar todavía un largo proceso ya que la nueva autoridad electa con un gran respaldo de votos ciertamente deberá luchar para poder obtener las atribuciones que le permitan realizar una correcta gestión, al mismo tiempo que llama la atención del temor de los parlamentarios a la competencia ya que dispusieron que un gobernador regional no podrá ser candidato al parlamento.

 

 

 

Luis Fernando González V.
Sub Director

Top