¡Denles ustedes de comer!

“Cuando Jesús bajó de la barca, vio la gran cantidad de gente que se había reunido y les tuvo compasión, porque parecían ovejas sin pastor. Entonces empezó a enseñarles muchas cosas. Por la tarde, los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron: —Este lugar está muy solitario, y ya se está haciendo tarde. Despide a la gente, para que vaya a buscar comida por los campos y los pueblos cercanos. Jesús les dijo: —Denles ustedes de comer. Ellos respondieron: —No podemos comprar pan para tanta gente. ¡Para eso nos hace falta el salario de todo un año! Jesús les dijo: —Vayan a ver cuántos panes tienen ustedes. Ellos fueron, y al rato regresaron diciendo: —Tenemos cinco panes y dos pescados. Entonces Jesús ordenó que todos se sentaran en grupos sobre el pasto verde. La gente se sentó en grupos de cien y de cincuenta. 41 Luego Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, miró al cielo y dio gracias a Dios. Después partió los panes, y los dio a los discípulos para que los repartieran entre toda la gente; lo mismo hizo con los dos pescados. Todos comieron hasta quedar satisfechos. Luego los discípulos llenaron doce canastas con los pedazos de pan y de pescado que habían sobrado. 44 ¡Y fueron más de cinco mil hombres los que comieron de aquellos panes y pescados!” Marcos 6:34-44

Los discípulos, habían sugerido a Jesús que despidiera a la multitud para que pudieran buscar comida, pero Jesús respondiendo, les dijo: “Dadles vosotros de comer” Confundidos, los discípulos buscaron aclarar la propuesta de Jesús diciendo: ¿Quieres que vayamos y compremos pan por doscientos denarios y les demos de comer? Esta era la única alternativa que se les ocurría a los discípulos en ese momento. La interrogante que debemos plantearos frente a esta propuesta es: ¿Por qué habrá dicho esto Jesús, si él sabía que ellos no tenían ninguna manera de alimentar a tantas personas?

Jesús busca corregir la tendencia que existe entre nosotros los seres humanos, de buscar siempre que otros se hagan cargo de los problemas que nosotros identificamos. Piense por un instante, en su entorno, en cosas básicas. Si la luz del baño de su casa, depto., u oficina no funciona o si esta torcida la lámpara, o si ha producido una mancha en el piso etc. ¿qué hacen las personas? ¿A quién acuden? Al Jefe, al conserje, con el fin de que otros de hagan cargo del problema. En cierta oportunidad una persona se acercó a mi oficina para informarme que había una persona, al lado de su casa, que necesitaba ser ayudada y si podía ir, de esta manera esta persona se estaba desentendiendo de un problema que ella había identificado, traspasándoselo a otro.

Piense, por un instante, en nuestra realidad Social, conversamos de esto, aquello y lo otro, encontramos mal y criticamos un sin número de cosas, pero ¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos a ser protagonistas, involucrarnos e invertir tiempo, recursos con el fin de ayudar, tender la mano? ¿Y no solo quedarnos en las galerías?
Existe un dicho muy Chileno que reza así: “En la cancha se ven los gallos”

La pregunta de hoy es ¿Cuántos problemas usted ha identificado en su entorno? ¿A cuántos de estos problemas usted está dispuesto a ser un protagonista con el fin de ayudar a encontrar solución?

En nuestro entorno existen una gran cantidad de compatriotas, que necesitan que le tendamos la mano, no importando cual sea su necesidad.
Un asistente Social del Servicio Nacional de Salud, de nuestra comuna frente a este tema decía: “Es tanta la necesidad que frente a los pocos recursos que el estado nos da, son muchos los que no pueden ser atendidos en sus demandas”
Jesús pide la solidaridad de los que ya tienen el pan, peces independientemente de la cantidad de pan o peces que tengamos. Eso que a usted le parece poco, en las manos de Dios lo poco se multiplicara.

“Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, miró al cielo y dio gracias a Dios. Después partió los panes, y los dio a los discípulos para que los repartieran entre toda la gente; lo mismo hizo con los dos pescados. Todos comieron hasta quedar satisfechos.”

 

 
Pastor: Alejandro H. Cabrera C.

Top