Congreso del futuro: Las mujeres sufren más estrés que los hombres

– Así lo señaló el neurobiólogo Alon Chen, al exponer en el Congreso Futuro, evento realizado el jueves pasado en el Teatro Regional de Rancagua.

 

 

Flor Vásquez

 

Las mujeres sufren más estrés que los hombres y, por lo tanto, presentan más riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el estrés, como depresión, ansiedad, trastornos de la alimentación y otras. Así lo indicó el neurobiólogo israelí Alon Chen, al exponer en el Congreso del Futuro, en la jornada que se realizó en Rancagua el pasado jueves.
El destacado científico señaló que el estrés “es dos a tres veces mayor en mujeres”; agregando que por esa razón es importante estudiar el mecanismo del cerebro en hombres y en mujeres, ya que es posible que el mecanismo cerebral puede ser distinto en ambos géneros, siendo el género femenino quien reciba más estrés que el masculino.
Asimismo, Chen resaltó que el estrés afecta a gran número de personas y que también van en aumento las afecciones relacionadas con el estrés, como la depresión y la ansiedad, “que se están expandiendo en el mundo moderno”.
Alon Chen es miembro del Instituto Max Plank de Psiquiatría y es una de las personalidades de renombre mundial en el área de la neurociencia. Actualmente investiga la neurobiología del estrés y su relación con desórdenes psiquiátricos y hasta fisiológicos. Su trabajo apunta a develar los misterios de los genes que poseen gran influencia en la reacción del cuerpo y mente de las personas frente a una situación de estrés.
En su charla, el científico explicó que el estrés no es algo completamente negativo, puesto que se trata de una reacción natural del organismo ante una situación de peligro y/o de desafío. El problema es cuando ese estrés se hace crónico.
Chen indicó que se está investigando qué pasa en el cerebro, cuáles son los genes y los circuitos cerebrales que controlan esta respuesta. También investiga por qué algunas personas desarrollan enfermedades y otras son más resistentes al estrés.
Explicó que “el estrés es un factor medioambiental, no necesariamente va a provocar una enfermedad, pero va a interactuar con nuestros mecanismos genéticos, con nuestros genes. Hay una predisposición genética, existen personas más susceptibles a desarrollar ciertas enfermedades”.
Agregó que “cuando hablamos de las enfermedades relacionadas al estrés, como depresión y ansiedad, estamos hablando de la interacción de nuestros genes y el medio ambiente y la forma en que este medio ambiente está afectando los mecanismos. Hay cambios químicos, modificaciones por sobre nuestro ADN. Se ha estudiado los mecanismos, cómo afectan a nuestro ADN y esto puede llegar a afectar las actividades cerebrales. Estamos tratando de ver la relación y cómo eso puede llevar a enfermedades futuras”.
Chen advirtió que la depresión y la ansiedad están en franco aumento y que “los tratamientos disponibles que tenemos en este momento solo son parcialmente efectivos, lo que significa que aproximadamente el 30 por ciento de las personas que sufren de depresión no responden a ninguno de los medicamentos que existen actualmente”.
Por lo tanto, dice, “la necesidad médica es extremadamente alta; el número de personas que sufren de estas enfermedades es enorme. Por ello, necesitamos estudiar el mecanismo del cerebro para desarrollar nuevos tratamientos para este tipo de enfermedades”.
El científico indicó que no solo se deben considerar los efectos psiquiátricos como la depresión y la ansiedad, ya que el estrés también está fuertemente ligado con desórdenes metabólicos como la diabetes o trastornos de la alimentación. Incluso, el estrés puede llevar a desarrollar un cáncer. Para evitar esas graves consecuencias, el científico intenta develar el proceso específico por el cual los genes controlan el estrés y así crear alternativas para tratar y también prevenir estas enfermedades.
Finalmente, entregó algunas recomendaciones para manejar el estrés, destacando los beneficios de realizar ejercicio físico y de desarrollar actividades sociales y de recreación.

 

 

 

Los Misterios del Cerebro

En el Congreso del Futuro también expuso el neurobiólogo español Rafael Yuste, ideólogo del proyecto Brain, que se ha fijado el ambicioso objetivo de hacer un mapa de la actividad cerebral y descubrir cómo funciona el cerebro y la mente humana.
Al conocerse el funcionamiento del cerebro y poder intervenir se podría curar enfermedades como el alzhéimer y quizás otras como el autismo y la esquizofrenia.
El equipo que lidera Yuste en Estados Unidos investiga las conexiones de la corteza visual del cerebro de los ratones. Además, han conseguido medir la actividad de todas las neuronas de una hydra, un animal invertebrado que tiene el sistema nervioso más primitivo de la evolución. La idea es continuar después con la corteza cerebral de un ratón y luego seguir avanzando.
Yuste piensa que cuando el hombre entienda el funcionamiento del cerebro y de la mente, la humanidad también se podrá entender a sí misma.

Top