Falleció el destacado médico dermatólogo Julio Gajardo

Este miércoles a las 10:30 horas, en la Catedral de Rancagua, se realizará la misa fúnebre.
Flor Vásquez

 

 

Tras dar una dura batalla, en la mañana de este martes, a los 66 años de edad, falleció el destacado médico dermatólogo Julio Gajardo García, quien no solo se destacó por su gran calidad profesional, sino que también por su labor social en la Fundación Down Sexta Región. Asimismo, en varias oportunidades compartió sus experiencias y conocimientos con los lectores de El Rancagüino, a través de entrevistas sobre temas de salud que dio a este medio de comunicación.
Quienes lo conocieron lo recuerdan como un hombre generoso y con gran vocación; un médico estudioso que en numerosas ocasiones atendía gratis a las personas que no podían pagar el bono de atención. A esos mismos pacientes les daba los medicamentos y si era necesario realizaba otros procedimientos en forma gratuita. Por esa generosidad y varias otras cualidades es que la noticia de su partida causó profunda tristeza en sus pacientes y en quienes lo conocieron.
Hoy lo lloran su esposa Blanca Vásquez y sus cuatro hijos: Julio, los mellizos Pablo y Felipe, y la tierna Natalia. A su hija menor le profesaba un amor especial y con ella tenía una gran conexión. Natalia tiene síndrome de Down y en la lucha por lograr mejores oportunidades para su niña, a la vez pudo ayudar a muchos padres y sus hijos con igual condición. Junto a otros papás creó la Fundación Down Sexta Región y el colegio San Miguel Arcángel. A este proyecto dedicaba muchas horas y energías.
Tenía su consulta en calle Campos. Prefería esta ubicación porque así les era más fácil llegar a sus pacientes de las comunas cercanas. Allí contaba con el apoyo de su secretaria Ana María Trejo, quien no se puede consolar con su partida. “Hace 30 años que tiene esta consulta –señaló-. Era un excelente profesional, muy dedicado a sus pacientes, muy humano. Atendía gratis a muchas personas”.

 
SUS ÚLTIMOS DÍAS
En diciembre del año pasado, el doctor Gajardo decidió ir con su familia a pasar la Navidad a Puerto Montt. Allá llegó su hijo Julio, quien vive en Chiloé; y juntos pasaron hermosos momentos.
Regresaron en bus. En la mañana del 27 de diciembre, el médico se bajó del bus y ante la mirada angustiada de sus hijos se desplomó. Fue trasladado al Hospital Fusat, donde también trabajó durante varios años. Debió ser reanimado y luego se supo que había sufrido una trombosis y que un coágulo había afectado un pulmón y su corazón. Sufrió varios infartos y ya no recuperó la conciencia. No tenía ninguna enfermedad previa, era vegetariano y se cuidaba mucho. Quizás por ello, su cuerpo logró resistir casi un mes, hasta que simplemente ya no pudo más.
Ahora, así lo recuerda su hijo Julio: “Mi papá era un hombre muy generoso. Atendía gratis a muchos pacientes y nunca se quiso salir de Fonasa. El tiempo que estuvo inconsciente (en el hospital) fue muy duro, pero también sirvió para prepararnos. Sin embargo, es difícil aceptar su partida”.
Agregó que su hija Natalia “era su ángel en la tierra. Por ella, junto a otras personas, creó la Fundación Down, de la cual fue presidente durante varios años. Mi papá fue un gran padre y un hombre excepcional”.
Su misa fúnebre se realizará este miércoles, a las 10:30 horas, en la Catedral de Rancagua. Después, sus restos mortales serán trasladados hasta el cinerario del Parque del Recuerdo, en Santiago.

  • Lorenna Diaz Gonzalez

    Fui paciente del doctor, y estaba en mi agenda ir a verlo a su consulta particular, y lamentablemente me entero de esta amarga noticia, fue una gran persona y profesional, Dios lo tenga en su santo Reino. AMADO DOCTOR JULIO GAJARDO. Q. E. P. D.

  • Darline Rojas Pavez

    Estoy demasiado sorprendida con la noticia, de hecho yo tenía una hora con él para el 2 de Enero y como fue feriado me llamaron y me la agendaron para el 3, días antes me llamó la Secretaría para cancelar la hora por que el Dr. se había enfermado y que llamara la tercera semana de Enero, la semana pasado llamé y salía que el número ya no exitia, de hecho hacr unos momentos volví a llamar y lo mismo, sin querer revisando su número en Google me encontré con esta tremenda noticia, era el único dermatólogo el cuale gustaba, la primera vez que fui a su consulta fue cuando tenía 15 años (hoy tengo 27) y a mis hijos también los llevé alguna vez a su consulta, me gustaba mucho lo profesional que era. Q.E.P.D. suuuuuuper Dr. Julio Gajardo, siempre lo recordaré.
    Un abrazo al cielo

Top