Misa aniversario partida de Benito Limardo Casanova

Señor Director:

 

A través de la presente, quiero recordar a nuestros amigos y familiares que se cumplirá un año de la partida de nuestro padre, esposo, abuelo y bisabuelo Benito Limardo Casanova, quien dejó este mundo el pasado 26 de Enero de 2016; cuando luego de una angustiosa y dolorosa enfermedad, en ese cálido verano y en compañía de su esposa y sus hijos, su corazón dejó de latir, su respiración se detuvo y sus ojos se cerraron para siempre. Sin duda que en sus sienes cansadas se llevó consigo el cariño de cientos de personas que conocieron de su vida o que lo acompañaron en parte de su transitar por estas calles durante 80 años; se llevó las imágenes de una geografía rancagüina diferente a la actual, la geografía de una ciudad y un país del siglo pasado, de calles polvorientas y casas de adobes; se llevó en su memoria agotada los juegos de su lejana infancia de su querido Rosario, los nombres imborrables de sus profesores de la Escuelita básica de Rosario y del Liceo Industrial de San Fernando, las voces juveniles de amigos y colegas frente a los micrófonos de Radios Rancagua, O’Higgins y Cooperativa. Se llevó sueños por cumplir y proyectos realizados, satisfacciones y derrotas, alegrías y tristezas.
Hoy, a un año de su partida recordamos a ustedes que se realizará una misa en su memoria en la Parroquia El Carmen el día Sábado 28 del presente a las 19:00 horas e invitamos a quienes quieran asistir a acompañarnos en su recuerdo. Agradeciendo de antemano vuestra presencia, así como el cariño, respeto y admiración que nuestro padre originó en cada uno de ustedes, reciban un saludo fraterno y afectuoso, convencidos que así mismo expresamos el sentir de nuestro padre.

 

 
Sinceramente
Familia Limardo Ramírez

One Comment;

  1. Eugenio Erasmo López López said:

    Benito Limardo Casanova, Tus amigos y opositores a la dictadura militar no te olvidaremos jamás, porque estamos consiente de tus valores y convicción. Amigo Benito, por siempre en nuestra memoria y nuestro corazón.

Top