En Doñihue funciona el Refugio de Emergencia para Animales Mayores REAMA

 

Desde el inicio de los catastróficos incendios que han arrasado los bosques y campos de nuestra región que esta improvisada iniciativa ha dispuesto toda la ayuda necesaria para atender a caballares y rumiantes heridos por el fuego.

 

 

Juvenal Arancibia D.
Fotos: Marco Lara.

 

 

En la comuna de Doñihue y en las faldas del cerro El Colera, se ubica la loable iniciativa impulsada por la Familia Martínez Acevedo, liderada por Helia Martinez, una joven que ante la catástrofe forestal que nuestra región ha experimentado y que ha golpeado duramente a la fauna de O’Higgins, decidió responder entregando toda la ayuda necesaria para los animales de gran tamaño afectados por el fuego.

Es así que el Refugio de Emergencia para Animales Mayores (REAMA) desde hace poco más de 7 días ha comenzado a recibir caballos y vacas los que son atendidos inmediatamente resolviendo las complicaciones que las llamas le hayan ocasionado y también evaluándolos a medida que el proceso de sanación avanza, todo esto gracias a la constante atención de voluntarios ligados a la medicina veterinaria provenientes de todo Chile.

Esta iniciativa casi espontánea recibió un positivo apoyo de distintos estamentos públicos y privados como la Fundación EDRA (Equipo de Defensa y Rescate Animal), Universidad Santo Tomás y también la Seremi de Medio Ambiente, SAG y empresas como Agrosuper y Essbio, entre otras.

Es en este contexto que durante la semana pasada la REAMA recibió una serie de donaciones para mejorar las condiciones del trabajo de los voluntarios que pernoctan en un improvisado campamento y también para mejor las condiciones de almacenamiento de los insumos veterinarios de los animales afectados, los alimentos para las casi 30 personas que día a día laboran en este refugio y las condiciones sanitarias del complejo en su generalidad.

“Ellos nos contactaron a principios de semana y tratamos de hacer las gestiones con la escuela de Técnica Veterinaria para adquirir jeringas y medicamentos, insumos que solicitaron los especialistas; además apoyamos con transporte también a nuestros alumnos voluntarios que quisieron participar y ayudar en esta catástrofe que afecta a nuestra región”. Explicó Manuel Olmos, Rector Santo Tomás Rancagua.

Por su parte, la seremi de Medio Ambiente, Giovanna Amaya, aseguró que “nosotros como SMA nos ofrecimos a ayudarlos en la instalación y orientarlos en los protocolos que deben seguir con los servicios del Estado como el SAG y también con las donaciones que permitan un buen funcionamiento de este refugio”. Detallando las donaciones entregadas, Amaya enumeró “Essbio nos hace entrega de dos estanques de agua de mil 500 litros, además de una fosa séptica, el Instituto Santo Tomás Rancagua nos hace entrega de insumos veterinarios, Boris Acuña, alcalde de Doñihue nos hace la entrega por medio de la municipalidad , de dos baños químicos y también Agrosuper que aporta dos generadores de 3 mil watts”.

Consultada sobre los animales silvestres afectados, la seremi de Medio Ambiente de O’Higgins aclaró que ellos están “siendo derivados al Servicio Agrícola Ganadero y ellos a su vez al Zoológico Metropolitano, respecto a los animales menores como perros y gatos, ellos están siendo atendidos in situ en los lugares de la emergencia por los correspondientes municipios”.

El edil Boris Acuña, en tanto, expresó su satisfacción frente a la iniciativa agregando que “estamos muy contentos con esta iniciativa y como municipalidad no hemos querido permanecer al margen por lo que estamos comprometidos con proveer agua potable, hacer retiro de la basura y gestionar la entrega de dos baños químicos”.

Finalmente, Hilda Martínez, impulsora y gestora de este refugio, comentó a diario El Rancagüino que “mi única visión es poder unirnos por el amor a los animales, hacer algo por ellos y canalizar la energía y ayuda de una forma transparente. Hace dos semanas atrás nunca pensé que sería tan grande la catástrofe por lo que pensé que muchos animalitos serían afectados por lo que necesitaríamos estar asociados con gente que nos de el respaldo y generar confianza, algo que a nivel país es algo escaso”

De momento, el refugio atiende a 15 caballos y 3 vacas con diversas heridas y marcas producto del fuego. Estos animales llegaron al refugio desde distintas partes de la región y también desde otras regiones, contándose algunos ejemplares del sector El Aromo en Santa Olga, localidad que lamentablemente estuvo en boga de los medios luego de que las llamas arrasaran completamente con decenas de casas dejando a cientos de personas sin hogar y cientos de animales heridos o peor aun, calcinados.

Ante esto, Hilda Martínez se mostró muy agradecida por las donaciones, comentando con una voz notablemente quebrada que “necesitamos este tipo de compromiso que la verdad me llena de alegría; siento que el amor a los animales es una de las pocas emociones que han crecido y si uno actúa con sentido todo cambia”. Puntualizó.

Top