Masiva velatón recordó la memoria de los 16 hinchas celestes fallecidos en Tomé

Con una caminata por Alameda y Av. Freire los cientos de hinchas de O’Higgins se reunieron frente al memorial de los malogrados jóvenes en este cuarto aniversario de su pronta partida.

 

 

Juvenal Arancibia D.
Fotos: Marco Lara.

 

Ya van cuatro años de la peor noche que la hinchada celeste tenga en su recuerdo. Cuando el reloj marcaba más de las 1 de la madrugada del 9 de febrero de 2013 la historia de O’Higgins, Rancagua y las familias de 16 seguidores del club de sus amores cambiaron para siempre. Una cruel tragedia enlutaría a la región y al país completo dejando heridas que aún hoy perduran.

Es por esto que ya es una tradición en la familia celeste el reunirse todos los años en esta fecha para mantener vivo el recuerdo de “Los 16” como numerosas canciones, cartas e incluso documentales se refieren al grupo de jóvenes que perdieron las vidas en la vía de acceso a Tomé.

Para este año, las familias y la barra celeste prepararon una serie de actividades las que comenzaron el miércoles en la noche con un banderazo en el bandejón central de Alameda para luego iniciar una caminata por la arteria en dirección oriente hasta Freire y así enfilar al sur buscando llegar al memorial de los jóvenes hinchas ubicado al costado de Carretera El Cobre, cerca del reducto celeste.

Luego de recorrer las calles rancagüinas cantando a viva voz los versos de la barra celeste, los casi 200 hinchas llegaron a un improvisado escenario donde se soltaron 16 globos recordando cada uno de los nombres de los jóvenes, en un momento desgarrador pero a la vez esperanzador, cumpliendo paso a paso con un largo duelo en compañía de la familia de O’Higginiana. Dentro de la actividad también se contó con la presentación de diversas agrupaciones culturales que también vivieron de cerca la pérdida de los jóvenes como Azahares de Chile o la banda musical “La Kaña” que tiene un himno dedicado a los 16; luego a las 1:15 am. En punto se realizó un responso por el descanso eterno de los hinchas, recordando la hora exacta del accidente.

En el Monasterio Celeste, en tanto, luego de la práctica deportiva del jueves, los jugadores, cuerpo técnico y administrativo del club se reunió en el monolito de Los 16, ubicado frente a la capilla del recinto para realizar un responso en recuerdo de los jóvenes que también contó con la presencia de autoridades políticas y los familiares de los mártires del capo.

Cristián Arán, por su parte, durante la conferencia de prensa ofrecida a los medios una vez concluida la práctica, se refirió brevemente a estos cuatro años desde la tragedia expresando que “es una situación muy triste para todos los que participamos del fútbol, para uno que más allá de ser entrenador también fui hincha e iba siempre a la cancha a ver a mi equipo y es una situación muy triste. Ojalá que los familiares de esa gente a medida que pasa el tiempo logren convertir el dolor, que debe ser durísimo, en un recuerdo grato”, puntualizó el adiestrador.

 

Top