Seremi de Agricultura evalúa primer catastro después de la catástrofe

Febrero dió una tregua y con la disminución de las temperaturas viene la hora de los análisis. José Guajardo definió la situación como una catástrofe para el agro del secano regional el que perdió al menos un 15% de su suelo productivo, en este marco anunció una serie de beneficios para los agricultores afectados.

 

 

IRENE PADILLA A.

 

 
Tras superar la emergencia en la Región de O’Higgins, el Ministerio de Agricultura hoy esta concentrado en las vías para reactivar la producción en las zonas afectadas, especialmente en las comunas del secano de nuestra región, las que fueron profundamente dañadas por los incendios forestales. El pasado lunes, el ministro Carlos Furche, llevó a cabo una completa reunión de gabinete regional con los representantes de Indap, Conaf, SAG y el seremi José Guajardo con tal de definir los lineamientos de esa cartera en O’Higgins, donde el pasado 21 de enero se declaró estado de emergencia agrícola.
En primer lugar, respecto a los catastros preliminares que hoy se manejan , el seremi de Agricultura subraya que las pérdidas de suelo afectaron al menos un 15% del secano regional, una cifra importante que repercute fuertemente en la producción de un sector donde la industria agrícola se desarrolla con mayor dificultad. En cuanto al detalle de esta cifras Guajardo indicó: “el daño en la región alcanza a 73.200 mil hectáreas de suelo , 28.400 son de bosque esclerófilo que al quemarse genera problemas de biodiversidad y otros temas que no se dimensionan como las personas dedicadas a la recolección de hojas de boldo, o frutos como la mora, por ejemplo una señora me decía que lo que recogía en mora era el dinero para los útiles escolares de su hija, de esta forma uno va bajando el incendio a una dimensión humana”.
José Guajardo, suma también a su descripción los terrenos dedicados a la producción y a la alimentación del ganado : “ Se perdieron 15 mil hectáreas de pradera y matorral que son el alimento de nuestras ovejas y de todo el ganado de la zona. Hay 1.300 hectáreas de uso agrícola afectadas, donde están los bordes de las viñas, arándanos, algunas huertas, y olivos. De plantaciones forestales se quemaron 29.700 hectáreas de pino y eucalipto donde resultó afectada bastantes pymes con terrenos de 10 a 40 hectáreas que no son grandes empresas forestales. Además estos bosques, por ejemplo en Paredones permitían la cosecha de callampas y había harta gente que vivía de la recolección de callampas y el fuego destruyó todas las esporas, por lo que hay una pérdida bien importante”.

Respecto al catastro de ganado muerto tras el incendio forestal que afectó a siete comunas de Colchagua y Cardenal Caro, el seremi cuenta que este es un indice mucho más difícil de clarificar: “ Sobre la cantidad de animales que murieron, aun no tenemos una cuantificación exacta, porque esta muy disgregados, además la gente comenzó a enterrar sus animales de inmediato por lo que no tenemos un conteo muy fino de la pérdida de animales. Una cosa es lo que el productor informa y que lo podamos corroborar, y si los enterraron no se puede, pero más allá de la pérdida estamos trabajando con ellos en cuanto a cómo reponemos los animales que se perdieron, quizás no en la misma cantidad, pero a través de Indap o fuera de Indap estamos gestionando que estas personas recuperen su capital productivo”.
José Guajardo destacó que sin duda el incendio significó una caída importante para una zona agrícola donde el gobierno estaba poniendo especial énfasis con programas de incentivo al desarrollo agropecuario “ para el agro es una tragedia, retrocedemos, sin duda, pero nos permite replantear cosas, repensar la política forestal en Chile, sobre cómo manejamos los bosques, cómo hacemos tranques en el secano para acelerar el fomento productivo y sacar agua en los incendios, cómo hacemos la habitabilidad de las personas, no podemos seguir haciendo casas en el medio de los bosques”. En este sentido el seremi agregó que “esto es una tragedia y es una catástrofe, se quemaron 73 mil hectáreas, el secano en total son aproximadamente 500 mil hectáreas , es decir se quemó el 15% del total. Pero si miramos el vaso medio lleno lo primero que se nos pidió fue cero muertos y cumplimos. El suelo se quemó, pero tiene capacidad de regenerarse”.

 

 
BONOS PARA AGRICULTORES DENTRO Y FUERA DE INDAP

Durante estas semanas, a través del estado de emergencia agrícola, el Gobierno está generando una serie de bonificaciones en dinero para que los agricultores afectados por el incendio forestal puedan enfrentar de mejor manera el invierno. El seremi Guajardo subraya que el Minagri optó por entregar los recursos directamente a los productores ya que ellos mejor que nadie saben en qué necesitan gastarlos “Tú te enfrentas a un productor de Indap que perdió cerco, galpón y animales y ya se les entregó un bono de 1 millón de pesos y se está trabajando en un segundo bono, para que el agricultor defina en que puede ir su rehabilitación, puede que decida usarlo para un cerco, o puede ser que compre menos animales y cerque lo que puede, en eso nosotros confiamos mucho en que ellos destinarán muy bien los recurso”
Según las cifras de la Seremía de Agricultura, el catastro indica que 767 productores inscritos en los programas de Indap, y no inscritos pero con perfil Indap, están dentro de los damnificados. Y a ellos fueron agregados para los programas de emergencia 591 agricultores no Indap, quienes a su vez recibirán un bono de ayuda para enfrentar de mejor manera el invierno. “ El Indap tiene su propio presupuesto que tiene cubierta su necesidad -detalla el seremi José Guajardo- para los no Indap hay dos vías de financiamiento, una a través de recursos que se solicitaron a Onemi para alimentación animal , y Onemi nos autorizó 200 millones de pesos que están están listos para ser repartidos. Y
hay una segunda ayuda, que me correspondió gestionar a través de la declaración de emergencia agrícola, y a través de esto se aprobaron mil millones de pesos para estos agricultores no Indap. Tenemos que ver el tema administrativo, pero dentro del mes de marzo podríamos estar entregando estos recursos a estos más de 500 agricultores afectados”, sentenció la autoridad agro.

Top