Conectividad Rancagua-Machalí

 

Solo quedan dos semanas para el fin de las vacaciones de la mayoría de las miles de personas que viven o trabajan entre las comunas de Rancagua y Machalí y que forzosamente deben viajar solo por dos vías las que a las horas pick de la mañana y al atardecer colapsan completamente.
Hace mucho que el pueblito de Machalí dejó de ser el tranquilo lugar al que se llegaba a pasear, a disfrutar del cerrito San Juan o a la piscina o bien a comer rico en alguna picada de moda.
El pueblo ha crecido y el antiguo camino ahora es doble vía y los terrenos agrícolas de primera clase que lo rodeaban ahora están cubiertos de miles de viviendas, el sueño de la clase media, con nuevos propietarios que tiene uno o más vehículos.
Se ha dicho por parte de las autoridades que solo faltan ochocientos metros para conectar con la Avenida República, pero no se ha avanzado en la pavimentación y es seguro que para marzo no va a estar.
Los machalinos deben estar conscientes de que el construir sin planificación de su conectividad con las comunas vecinas es un arma de doble filo. Los contribuyentes y votantes se empoderan fácilmente y seguramente comenzarán a exigir el derecho constitucional de desplazarse libremente por todo el territorio nacional. Se sabe de nuevos proyectos de muchas nuevas viviendas y de la construcción de Malls por lo que el problemas es de urgente solución.
Los automovilistas de los que se esperan que renueven sus permisos de circulación justamente en marzo esperan que los equipos técnicos de ambas municipalidades en conjunto con el ministerio respectivo lleguen a un pronto acuerdo y a una solución definitiva.

 

 

Alejandro González Pino
Director

Top