Falleció suboficial que le salvó la vida a muchos pichileminos

Este funcionario policial de dotación de la Tercera Comisaría de Pichilemu junto a otros dos funcionarios les salvó la vida a varios jóvenes que se encontraban el día del terremoto del 27 de febrero del año 2010 a orillas de la playa.
Fernando Ávila-José Pinto

 

 

En su casa dejó de existir durante el fin de semana recién pasado el Suboficial Mayor de Carabineros en retiro, Hugo Vázquez Ruiz de 54 años. Cabe recordar que se había retirado el año 2014 luego de una brillante carrera policial, que lo llevó al grado máximo en la institución de Carabineros de Chile, Suboficial Mayor.
Este funcionario policial de dotación de la Tercera Comisaría de Pichilemu junto a otros dos funcionarios les salvó la vida a varios jóvenes que se encontraban el día del terremoto del 27 de febrero del año 2010 a orillas de la playa. A viva voz gritaba a las cerca de cuarenta personas que a esa hora estaban en la playa para que corrieran a otro lugar, ya que el mar se había recogido, logrando que la gente se alejara de la orilla antes de que la ola del tsunami llegara a la costa.
El mando de Carabineros de esa fecha le rindió un homenaje por este hecho en el frontis de la Prefectura de Carabineros de Colchagua, por su destacado trabajo profesional junto a otros dos Carabineros

 
ASÍ LO NARRÓ LA REVISTA DE CARABINEROS
Empezaron a correr hacia los cerros. “Fue un procedimiento que tuvieron que atender en la orilla de la playa lo que permitió a tres funcionarios de la Tercera Comisaría Pichilemu darse cuenta de que venía un tsunami que asoló ese balneario de la Región del Libertador Bernardo O`Higgins”.
La patrulla iba comandada por el Suboficial, Hugo Vásquez Ruiz, el Sargento 2º César Calquín Romero, y el Cabo 1º, José Arévalo Fernández; este último se encontraba agregado en la unidad desde la Escuela de Suboficiales. Cuentan que llegaron hasta la orilla de la playa porque se había producido una pelea en las afueras del pub restaurante, Pepe Cuervo. Y justo cuando iban a descender del carro policial, los sorprendió el terremoto. “Había unas 40 personas en la playa, de entre 15 y 25 años, pero no se querían retirar del lugar, porque estaban bajo los efectos del alcohol”, anota el Cabo 1º Arévalo. En ese momento –y por iniciativa propia–, los tres funcionarios comenzaron a evacuar a la gente desde la costanera.
El momento en que choca el mar, ya con los grupos fuera de los locales y con parte del público evacuado desde la playa, el mar comenzó a recogerse y lo hizo unos 800 metros. “Abordaron sus vehículos y empezaron a correr hacia los cerros”, recuerda el Suboficial Hugo Vásquez Ruiz.
Estos funcionarios fueron los últimos en retirarse del lugar. Y no lo hicieron hasta cerciorarse de que todos estuvieran en las alturas, incluso la propia familia del Suboficial Vásquez. Su casa está a pocos metros del local nocturno; es decir, en la misma orilla del mar.

Top