“La programación anterior del Teatro Regional era muy elitista”

“Estaba enfocada para un prototipo de gente o de personas que pretendían que seamos”, agrega el actor Fernando Puentes, a título personal. Él es uno de los voceros del movimiento “Teatro Regional Rancagua para Todos”.

 

 

Marcela Catalán

 

 

“Teatro Regional Rancagua para Todos” es una de las instancias que artistas de la zona han levantado, a raíz de las irregularidades descubiertas en el citado espacio local, con el fin de aportar sobre la misión y usos que debe perseguir el recinto. En pro de aquello, la iniciativa ha realizado dos asambleas para entregar un diagnóstico al respecto a las autoridades. En la primera actividad participaron gestores y la otra buscó convocar a la ciudadanía en general. Hoy sistematizan estas observaciones, para transmitírselas al Concejo Municipal, -para lo cual solicitarán audiencia a agendar en marzo-, al alcalde Eduardo Soto, como también a la Corporación de la Cultura y las Artes de la capital de O’Higgins.

“Ésta no es una tarea a corto plazo, sino que necesita tiempo, porque estamos siendo súper minuciosos en cuanto a lograr expresar lo que la gente sueña y piensa que debe ser el Teatro Regional. Tenemos representatividad en 20 comunas como San Fernando, Rosario, Requínoa, San Vicente, Graneros y Rancagua, entre otroas, trabajando con distintos encargados de cultura, creadores y agentes sociales con mucho qué decir. Queremos hacer una especie de carta programática, más que un petitorio, para proponer una solución a la problemática existente”, asegura Fernando Puentes, actor y uno de los voceros del movimiento.

En relación a la postura de la instancia, recalca la urgencia de considerar que, al tratarse de un espacio de tipo regional, tal como indica su nombre, “es de todos”. En ese sentido, revela que los habitantes de estos lados “tienen derecho a opinar y decidir sobre su futuro y funcionamiento”. Él cifra en aproximadamente cien artistas los que concurrieron a la primera asamblea y en una treintena los asistentes a la de carácter ciudadano.

En cuanto a si para ellos es importante integrar el directorio de la mencionada corporación, responde que anhelan tener representatividad, “pero no” en dicha mesa. Y si bien arguye que ésta “debería operar de manera más clara y transparente”, apunta a que esperan participar “en la construcción de un programa de trabajo”, contemplando a todas las comunas de O’Higgins.

“Hablar con los representantes de éstas, es la vía para volver a lo regional. En lo personal, pienso que es un error ver el teatro sólo como una infraestructura para espectáculos. Éste también puede ser una herramienta de generación de instancias culturales y sociales, que pueden ser impulsadas en las comunas o poblaciones más marginadas, abriendo espacios”, subraya.

“Es fundamental que toda expresión artística, surgida en la región, tenga presencia ahí. La gente necesita escuchar a sus artistas y sentirse proyectada. Eso es lo que el antiguo directorio nunca comprendió. Es relevante ver lo de afuera y lo que sucede en otros sitios del país y del mundo, pero esto debe equipararse con lo local. Hay que buscar lo nuestro, eso que está ligado a la identidad de la zona”, sostiene. Consultado acerca de cómo era la programación pasada, declara responder de modo personal, no a título de vocero: “Era muy elitista. Estaba enfocada para un prototipo de gente o de personas que pretendían que seamos”, remata.

 

Top