Mega incendios: Tras casi un mes de operaciones el Ilyushin IL-76 deja nuestro país

Apodado como “El Luchín” la aeronave rusa abandona Chile dejando atrás un recuerdo imborrable en las mentes de los miles de chilenos afectados por los infernales incendios forestales que azotaron a la zona centro sur. 

Pese a la polémica suscitada por la supuesta poca utilidad que los aviones tanqueros como el Global Supertanker, C-130 o el famoso Ilyushin IL-76, bautizado en las redes sociales como “El Luchín”; estas inmensas maquinas se volvieron un pilar fundamental para el trabajo de las brigadas de bomberos y Conaf para la extinción de los mega incendios en nuestra región.

“El Luchín” que llegó a nuestro país en la madrugada del 30 de enero, rápidamente se ganó el cariño y ovación de millones de chilenos que por medio de las redes sociales y televisión vieron el actuar de este titán ruso surcando los aires de gran parte de la zona centro sur de nuestro país.

En este sentido, nuestra región también tuvo la oportunidad de ver en acción al tanquero en la comuna de Navidad cooperando en el control del incendio que afectó a los sectores aledaños a Pupuya y Puertecillo.

En los casi 30 días que la aeronave ha prestado servicios en nuestro país, se han realizado más de 30 misiones descargando casi un millón 300 mil toneladas de agua, siendo 23 miembros del ejército ruso los encargados de que todo funcione a la perfección realizando una impecable tarea de estudio y coordinación en tierra y en aire con ayuda satelital en una mancomunión entre la nación moscovita y chilena.

En el aspecto técnico el Ilyushin IL-76 cuenta con dos tanques de 21 toneladas cada uno, o que pueden ser llenados en tan solo 6 minutos hasta su capacidad máxima, sistema que fue puesto a prueba en nuestro país luego de que un problema de logística obligara a los técnicos nacionales a inventar una técnica para acoplar las válvulas rusas al estándar nacional, situación que en menos de un día pudo ser resuelta dando cuenta de la impajaritable inventiva del chileno.

Los dos estanques del sistema de descarga tienen la capacidad de operar con  retardante, el cual se aplica en los tanques directamente o previamente a través de los carros de Bomberos de los diferentes cuerpos que se encuentran apoyando las labores de abastecimiento de agua en el Grupo 10 de la FACh. Por otra parte, la descarga de estos tanques puede ser simultanea o por separado, dando la posibilidad de dos descargas por vuelo operativo.

Otro aspecto relevante del Ilyushin IL-76 es que la aeronave es un avión multipropósito, lo que significa que posee la opción de desacoplar el sistema de tanques en solo media hora pudiendo trasladar carga e implementos a las regiones afectadas, suponiendo un uso polivalente de la tecnología pasando de un avión cisterna a uno de alta capacidad de carga. Dentro de estas capacidades “El Luchín” puede trasladar hasta dos camiones, una ambulancia y 60 personas, es decir una brigada completa para enfrentar la emergencia, como lo hicieron durante la tragedia en Nepal.

Al ser notificados de la misión a Chile, la información fundamental que disponían los tripulantes era la de los medios de comunicaciones abiertas que informaban de los grandes incendios forestales. Tras los protocolos establecidos el gobierno de la Federación Rusa canalizó la solicitud de la Cancillería Chilena para brindar la ayuda en beneficio del pueblo chileno.

Es así como la sede del Ministerio de Emergencia Ruso, cuenta con un centro de información de vigilancia satelital donde se puede monitorear la dinámica de los incendios y ha estado brindando importante información a ONEMI y CONAF para la planificación de tanto operaciones áreas como terrestre, siendo actualizada dos veces al día nutriendo constantemente a las autoridades chilenas.

Por otra parte, el silencioso trabajo del inspector de la PDI, Alejandro Montero Zuñiga, quien nació en Rusia, ha sido fundamental para generar el nexo entre la tripulación y el equipo en tierra brindando la necesaria traducción para establecer las operaciones y sus coordenadas.

Para la tripulación la gran peculiaridad de los incendios en Chile es que son focos relativamente pequeños y aislados, sin un gran foco principal, además de ser siniestros enmarcados en áreas montañosas con muchos cambios de relieve, sin embargo para la tripulación esto no representa ningún problema dado que están preparados para actuar en cualquier condición contando con una amplia experiencia. Para ilustrarlo es necesario recordar que el Ilyushin ha operado en Grecia, Indonesia e Israel, siendo las características del relieve similares al chileno, estando preparado en operar cualquier condición.

Finalmente los profesionales a cargo de las operaciones del tanquero han destacado la cariñosa recepción del pueblo chileno que en la calle les da las gracias o bien acercándose personalmente hasta el Grupo 10 de FACh debiendo sortear los anillos de seguridad, todo para entregar regalos o un simple “gracias”. Además es de perogrullo resaltar la enorme popularidad que ha tenido el avión por medio de los diversos comentarios positivos en redes sociales donde se alaban las operaciones de la aeronaves con múltiples videos y fotografías.

Una de las cosas que más les ha llamado la atención fue apodo de “Luchin”, lo cual han entendido como una demostración de cariño, para ellos no es algo típico y están muy contentos al ser  la  primera vez que el Ilyushin IL-76 tiene un nombre propio en su largo historial de  operaciones alrededor del mundo.

En palabras del Coronel Markov estar en Chile representando la ayuda del pueblo de la Federación Rusa “Es una gran responsabilidad y lo más importante es que esta ayuda permita sobrepasar los efectos negativos que ha vivido el pueblo chileno”.

One Comment;

Top