Exitoso tour nocturno se realizó en cementerio municipal rancagüino

Fotos: Marco Lara

 

Desde hace mucho en algunas partes del mundo se ha hecho característico la realización de tour nocturnos a los cementerios, con un fin turístico pero también con un trasfondo sociocultural. Es por ello que la idea es realizada desde hace algún tiempo por la Corporación Municipal de Rancagua (Cormun) en nuestra región, y durante este mes se realizaron al menos cuatro visitas dobles al Cementerio N°1 con gran éxito de convocatoria.

En una noche donde las historias populares cobran vida, los valientes visitantes, con mucho respeto y entusiasmo vivieron una experiencia única llena de historia y misterio en el emblemático camposanto de la comuna.

El objetivo de estos recorridos de algo más de una hora, fue rescatar el patrimonio cultural de este tipo de lugares junto con el legado histórico de personajes que han sido relevantes no solo para Rancagua, sino para el país en general. Óscar Castro, Arturo Gatica, Juan Nicolás Rubio, “Tito” Lastarria y Betsabé Carrasco, la estudiante del Liceo de Niñas María Luisa Bombal que falleció trágicamente en una “Fiesta de la Primavera, fueron algunos de los personajes recreados en este peculiar tour que visitó sus tumbas.

Los visitantes fueron guiados por el historiador local Guillermo “Tato” Drago, en un amplio recorrido de las principales calles del cementerio en un ambiente lleno de misterio e historias que combinan la realidad con las creencias populares. Una de las historias más esperadas fue el de una de las historias más conocidas por los rancagüinos y que precisamente causó más impacto en los visitantes fue la del “Vampiro” Tito Lastarria.

Jimmy Valenzuela, director de teatro, explicó que “la puesta en escena consiste en rescatar artísticamente y semióticamente ciertas raíces culturales y patrimoniales que tienen que ver con personajes que vivieron en Rancagua. Hoy en día las artes son integrales, la gente viene y no solo puede escuchar una narración, sino que hay intervención de personajes, música en vivo, efectos especiales e interacción con el público”.

Asimismo, Monserrat Calderón, encargada de personificar a Betsabé Carrasco, estudiante del Liceo de Niñas que falleció trágicamente en una “Fiesta de la Primavera”, rescató el comportamiento del público y las reacciones que estos tuvieron antes las escenas y situaciones que los actores les iban planteando”.

Top