En 1904 fue inaugurado el nuevo Templo de San Francisco en Rancagua

El 4 de marzo del año 1904, fue solemnemente inaugurado el nuevo Templo de San Francisco en la ciudad de Rancagua. Una hermosa e imponente construcción de ladrillos se levantó en la esquina de las calles del Estado con Millán en el límite urbano sur de la ciudad.
Este nuevo Templo vino a reemplazar al antiguo que estaba una cuadra al norte, en la esquina de la del Estado con Ibieta, frente a la llamada Plazuela de San Francisco (a la que varias veces se le ha cambiado el nombre). Ese templo antiguo ya estaba en muy malas condiciones, desde que tuvo que soportar la Batalla de Rancagua de 1814.
La decisión de construir uno nuevo fue oficializada cuando en forma muy solemne fue colocada la primera piedra, de lo que quedó constancia con una plancha de mármol con la inscripción correspondiente. En la ceremonia actuó por primera vez en público, la recién formada Sociedad Musical de Rancagua, ejecutando un escogido repertorio y recibiendo entusiastas aplausos.
Varias distinguidas personas, que fueron designadas como “padrinos” del nuevo Templo, fueron generosas en los aportes que hicieron para contribuir a los trabajos de construcción.
Ya en otras ocasiones hemos dados otros detalles sobre las tareas realizadas y el acto mismo de la muy solemne inauguración efectuada en un día como hoy. Cumplo con señalar que en archivos consultados hay otra fecha que también ha sido considerada como de la inauguración, el 25 del mismo mes de marzo señalado. Por lo menos, ambos datos coinciden en que fue en el mes de marzo y en 1904.

Top