Hay 60 mil pacientes en listas de espera en la Región

– Dicha cifra está en proceso de revisión, pero ya se determinó que 200 son los casos más urgentes.
– Director (S) del Servicio de Salud, Gonzalo Urbina, informó sobre los cambios que se están realizando para mejorar la atención.

 
Flor Vásquez Gómez

 

 

Unos 60 mil pacientes están en lista de espera en la Región de O’Higgins, en los diversos hospitales públicos de la zona. Así lo informaron el director (S) del Servicio de Salud, Gonzalo Urbina; y el subdirector médico, Felipe Rojas, durante una reunión que sostuvieron con el director de El Rancagüino, Alejandro González.
La mencionada cifra es preliminar, está en proceso de revisión, pero ya se determinó que en la lista destacan 200 casos urgentes, que corresponden a pacientes oncológicos, a los cuales se les está dando prioridad porque en patologías como el cáncer no se puede esperar.
Los mencionados directivos asumieron a fines del año pasado, tras la polémica salida del psicólogo Fernando Troncoso, quien debió renunciar a la dirección del Servicio de Salud a causa de un serio conflicto con los médicos del Hospital Regional. En el mencionado centro asistencial también hubo cambio de mando, asumiendo la dirección el doctor Sergio Zamorano.
Con la renuncia de Troncoso, el cargo de director del Servicio quedó vacante, por lo que se llamó a un nuevo concurso a través de la Alta Dirección Pública. Gonzalo Urbina, que actualmente ejerce el cargo en calidad de subrogante, está postulando a realizar tales funciones como titular.
En la reunión, Urbina y el doctor Rojas se refirieron a los cambios que están impulsando para mejorar la gestión y la atención de salud. Resaltaron que es fundamental que toda la red asistencial funcione de una manera articulada. “Planteamos algo que es el principio básico de un servicio de salud: colocar al paciente como centro de todo nuestro trabajo. Con esa premisa es que hicimos una reestructuración organizacional de la subdirección, lo cual ya está mostrando algunos resultados, en la perspectiva que estamos plasmando esta nueva visión, que siempre debimos haber tenido. Esto es hacia todos los hospitales. Y se traduce en que hemos reestructurado nuestra subdirección pensando en los procesos de atención, de tal forma que todo el trabajo sea articulado, transversalizado, de modo que podamos tener un resultado eficiente para poder tener mayor cobertura hacia nuestros pacientes”, señaló el doctor Rojas.
Agregó que se está apuntando a consolidar este método de trabajo, “donde también se resguarde el buen trato, el compañerismo y al mismo tiempo la eficiencia, enfocándonos en los resultados”.
Puntualizó que los resultados consideran dos aspectos principales: aumento en la producción, con lo cual se resuelven más problemas de la gente; y que ese aumento de la producción vaya de la mano con una mejora en la calidad de la atención. El doctor Rojas resaltó que se están preocupando de la calidad técnica y también se está abordando los problemas relacionados con el trato. “Eso es fundamental, estamos para entregar soluciones a la población, más que prestación, es dar una solución. Con ese enfoque hemos asumido este desafío y hemos trabajado para mejorar la calidad de los servicios desde el punto de vista técnico. Prueba de ello es que hemos avanzado y somos el Servicio de Salud con la mayor cantidad de hospitales del país acreditados, tenemos 10 acreditados de los 15 existentes. Con eso se puede objetivar que estamos haciendo las cosas mejor”.
Añadió: “Por otra parte, estamos poniendo mucho énfasis en la gestión clínica del hospital. Eso involucra tener una programación ordenada, un buen control de la agenda, para que la producción mejore y así se pueda resolver más casos de la lista de espera. En esta gestión estamos haciendo énfasis en pacientes con patología GES, en que por ley hay plazos para la atención; en los pacientes oncológicos, que no deben ser parte de una lista de espera, porque no pueden esperar. Además nos estamos preocupando de los pacientes de la lista de espera y de los pacientes que son Sename”.

 

 

LISTA DE ESPERA
– ¿Cuántos pacientes hay aproximadamente en lista de espera en la región?
– Estamos avanzando en la resolución de la lista de espera. En este momento son cerca de 60 mil pacientes que están reportados. Estamos trabajando en ese tema porque tenemos que afinar los diagnósticos, en la perspectiva de que todos los establecimientos que manejan una lista de espera puedan consolidar la información que tienen para que tengamos un solo instrumento. Esto puede aumentar, dado que si mejoramos nuestra capacidad de detectar los problemas de gestión, podría aumentar la lista de espera.
– De esa lista de espera, ¿cuántos son los casos más urgentes?
– Lo más urgente corresponde a aproximadamente 200 casos oncológicos que ya fueron detectados. Y se solicitó a los hospitales que tienen resolución oncológica para que ante la sospecha se les dé la prioridad porque estos pacientes no pueden esperar. La lógica es priorizar el problema de salud más que el orden de llegada.
– ¿Qué cantidad de pacientes se atiende en los hospitales públicos de la zona?
– En el Hospital Regional en atención abierta recibimos 1.500 pacientes diarios, en el policlínico de especialidades; a lo que se agregan entre 170 y 200 pacientes en el Servicio de Urgencia, en esta época, ya que la cantidad aumenta en los meses invernales. A nivel regional se atiende entre 3.500 a 4 mil personas diarias.
– El Hospital Regional recibe muchos casos que podrían ser resueltos en los otros hospitales de la red, ¿han mejorado su capacidad de resolución los otros centros asistenciales?
– Los hospitales de Rancagua y San Fernando son los de más alta complejidad. En el de Rengo se están operando casos más complejos y cuenta con una UCI. En el Hospital de Santa Cruz se están resolviendo más casos y existe una UTI que está en proceso de desarrollo, pero ya está entregando prestaciones. El Hospital de San Vicente es de baja complejidad y ahora está caminando a ser un hospital de mediana complejidad; en esta etapa está resolviendo patologías quirúrgicas que no son de urgencia.

 

 

TELEMEDICINA
Respecto de la implementación de la telemedicina en la región, el doctor Rojas indicó que hasta el año pasado se realizaba como proyecto piloto. Sin embargo, “a partir de abril de este año vamos a empezar con la estrategia de telemedicina, fortalecida, con el fin de que se dedique a resolver temas de lista de espera. Esa es la misión que se le ha encomendado”.
Añadió: “En este momento tenemos 15 especialistas del Hospital Regional que se han ido sumando a la estrategia para poder ir resolviendo más rápido los casos. El objetivo es dar la primera atención al paciente para que éste ingrese al proceso de diagnóstico terapéutico. La estrategia de telemedicina ha sido exitosa en otros servicios y nosotros queremos que este año, con aquellos casos que son susceptibles de ver por telemedicina, abordarlos con esa estrategia, de manera de dar mayor celeridad a la resolución de la lista de espera”.
Subrayó que se tomarán todas las medidas posibles para poder dar respuesta a la población en sus necesidades. “Para eso estamos haciendo varios esfuerzos, como la implementación de la telemedicina y tomar medidas para mejorar la producción de los hospitales. Ese es el sentido de un sistema de salud. A nosotros nos encantaría no tener lista de espera, pero no hay ningún sistema en el mundo que no lo tenga. La lista de espera es el ordenamiento natural de la forma en la cual se organiza la población para la atención de salud. En la medida que un sistema de salud tenga más elementos de gratuidad, las listas de espera son mayores”.
El director (S) del Servicio de Salud, Gonzalo Urbina, indicó que en nuestra región el cálculo de la lista de espera no se estaba realizando de acuerdo al modelo que estableció el Ministerio de Salud. “El proceso definido por el Ministerio para el cálculo de la lista de espera acá en esta región no se estaba gestionando de acuerdo a ese modelo, lo que generó un cálculo no muy real de la información de la lista de espera. Nosotros detectamos esa información; de hecho hay una auditoría de la Contraloría Regional, a la que estamos dando respuesta para mejorar el registro de la lista de espera”.
Añadió que se informó de esa situación al Ministerio de Salud y que se está haciendo una limpieza de los registros. “Dentro de esa lista nos encontramos con personas que ya habían sido atendidas. Estamos hablando de la lista de espera no GES. La idea es tener una lista de espera validada y empezar a darle un nuevo enfoque a la gestión clínica, en que cada jefe de servicio o cada especialista empiecen a trabajar con el listado de los pacientes. Ese es el cambio de enfoque. No puede ser que un médico especialista no conozca su lista de espera; la idea es la conozcan y empiecen a gestionarla”.

 

 

Se posterga traslado de la Dirección del Servicio de Salud

De acuerdo al comodato y convenio que suscribió el Servicio de Salud con la Universidad de O’Higgins, este año la Dirección de este último organismo debía dejar las actuales dependencias que ocupa y trasladarse al sector B del antiguo hospital, el edificio de color blanco. Sin embargo, el acondicionar dicho edificio tiene un costo de más de 6 mil millones de pesos; recursos que el Servicio no tiene. La idea era ceder las actuales dependencias de la Dirección del Servicio a la universidad. Como no hay dinero para financiar la remodelación del edificio blanco, se realizaron modificaciones al comodato y no hay plazo definido para el traslado.

Top