PRIMER ATENTADO TERRORISTA EN RANCAGUA

Continuamente los medios de comunicación informan sobre atentados terroristas que ocurren en diversas partes del mundo. Algunos de estos graves hechos dejan destrucciones materiales y arrebatan la vida, sin discriminación, a gente que nada tiene que ver con las agitaciones políticas.

Chile no ha estado ajeno a este tipo de desastres. Todavía en el sur del país se registran atentados de esta especie, sin que las medidas policiales y judiciales puedan detener las olas violentistas.
Hoy queremos recordar que en Rancagua también se han producido este tipo de hechos, de gran violencia. El primero de ellos, que se recuerda, fue el estallido de una potente bomba en el edificio en que funcionaba el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura. Ello ocurrió en un día como hoy, el 16 de marzo de 1968. El potente explosivo causó destrucciones en las salas de clases, anfiteatro de reuniones, biblioteca y sala de profesores.
Los daños fueron avaluados en varios millones de pesos y el Instituto se vio obligado a suspender por algunos meses sus actividades docentes y culturales.
A este atentado de carácter político terrorista siguieron, poco tiempo después, otros parecidos en diferentes lugares de la ciudad, lo que produjo la natural alarma en la población.
El edificio de la Intendencia regional de O´Higgins también sufrió un hecho semejante. En el interior de la casa de gobierno estalló una bomba que ocasionó quebrazones de vidrios ventanales y otros perjuicios. Recordemos, como curiosidad, que la Intendencia de entonces prohibió a los medios de comunicación, consignar esta noticia.
También el Diario El Rancagüino resultó con parte de su edificio, por la calle O´Carrol esquina de Campos, afectado por una potente bomba.
En ninguno de estos casos se supo quién o quiénes fueron los autores de estos actos terroristas.

Top