Región de O’Higgins tiene la cuarta tasa más alta de mortalidad por cáncer de colon

– El doctor Raúl Herrera, coloproctólogo del Hospital de San Fernando, explicó a El Rancagüino algunos aspectos de esta enfermedad.

Flor Vásquez

La Región de 0’Higgins presenta la cuarta tasa más alta de mortalidad en cáncer de colon, superando la tasa nacional. Según el registro del Departamento de Estadísticas con datos a 2011, nuestra región registra una tasa de mortalidad por cáncer de colon de 8,7 por cada 100 mil habitantes, versus la tasa nacional que es de 8,2. Es por ello que el doctor Raúl Herrera Jordán, cirujano general y coloproctólogo del Hospital de San Fernando, explicó a El Rancagüino algunos aspectos de esta enfermedad, factores de riesgo, síntomas y otros.

Advirtió que en los últimos 15 años, según estadísticas oficiales, se ha incrementado en 105 por ciento las defunciones por este tipo de cánceres en Chile. Precisó que sólo en el año 2014 murieron 2.264 personas a causa de un tumor maligno de colon o recto, principalmente por haber sido detectados en fases muy avanzadas de la enfermedad.

Agregó que si bien las mujeres son las que registran mayor número de muertes, es entre los hombres donde se registra la variación más importante. En 2000 fallecieron 456 hombres por esta causa versus 1.112 en 2014, lo que equivale a un aumento de 143 por ciento.

 

-¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de colon y recto?

 

Tener más de 50 años, tener antecedentes familiares de cáncer o que hayan tenido pólipos. Especialmente si son familiares en primera grado (padres, hermanos, hijos), dos o más generaciones afectadas y se ha presentado en edades tempranas (antes de los 50 años). Otros factores de riesgo corresponden a estilo de vida sedentario, sobrepeso, tabaquismo, dieta alta en carne roja y procesada, consumo excesivo de alcohol, antecedente personal de cáncer y pólipos.

 

– ¿Existe algún tipo de examen para su detección precoz?

 

Como examen preventivo se recomienda una colonoscopía a contar de los 50 años de edad, tanto en hombres como mujeres, tengan o no síntomas o señales de alerta.

Una reciente revisión de las canastas contempladas en AUGE-GES mejoró de manera importante dichas coberturas a contar del 31 de julio de 2016, incluyendo la confirmación diagnóstica a través de colonoscopía frente a la sospecha médica de un posible cáncer de colon o recto, lo que significa que todo paciente que presente señales de alerta que el médico tratante considere un riesgo de cáncer, tendrá acceso al examen diagnóstico en un plazo no superior a 45 días.

 

 – ¿En qué consiste el examen de colonoscopía?

 

La colonoscopía consiste en un examen endoscópico en que se introduce vía anal un tubo flexible con una cámara, lo que permite ver la superficie interna del colon, detectar lesiones benignas, pre cancerosas (pólipos) o cáncer propiamente tal, tomar biopsias o muestras de tejido, extirpar pólipos y realizar otros procedimientos diagnósticos y terapéuticos. Su costo es variable, dependiendo de la previsión del paciente y del sistema de salud público o privado que éste utilice, pero no debe constituir el costo una barrera para acceder a esta poderosa arma diagnóstica y terapéutica.

 

SÍNTOMAS

 

-¿Cuáles son los síntomas de este tipo de cáncer?

 

Cambios en sus hábitos intestinales (constipación, diarrea o sensación de no vaciar completamente sus intestinos), deposiciones más delgadas de lo habitual, sangre en sus deposiciones, ya sea de color rojo brillante o rojo muy oscuro, sangramiento rectal, dolores constantes por gases, hinchazón y calambres abdominales, pérdida de peso sin razón aparente, cansancio y/o fatiga excesiva.

 

– ¿Hay tratamiento?

 

Fundamentalmente el tratamiento es quirúrgico abierto o laparoscópico y puede agregarse quimioterapia y radioterapia, lo que dependerá de la ubicación del tumor, su forma de presentación clínica, la etapa en que se diagnostique y de las características de cada paciente en particular.

Hay que resaltar que el cáncer colorrectal es uno de los de mejor pronóstico con un diagnóstico temprano, pues antes de la aparición de un cáncer se suele desarrollar un pólipo en la pared del intestino, el cual puede ser extirpado durante la realización de una colonoscopía de control preventiva, que es el examen diagnóstico recomendado para toda persona a contar de los 50.

 

– ¿Qué medidas de prevención puede recomendar?

 

Se recomienda mantener una dieta alta en fibra, que considere el consumo abundante de frutas y verduras y que disminuya el consumo de alcohol, carnes rojas y grasas saturadas.

Es aconsejable un índice de masa corporal (IMC) entre 18,9 y 24,9 pues la evidencia demuestra un aumento de la incidencia del cáncer colorrectal de un 15% en las personas con sobrepeso y de un 30% en las personas con obesidad.

La práctica diaria de actividad física ha sido identificada como un factor protector frente a diversos tipos de cáncer, por lo que la recomendación de los expertos es incorporar al menos 30 minutos diarios de ejercicios de mediana intensidad la mayor parte de los días.

El consumo de tabaco ha sido considerado como uno de los hábitos de mayor incidencia en los factores de riesgo para desarrollar un cáncer colorrectal, por lo que eliminar el consumo de tabaco puede ser un elemento de prevención muy positivo.

Es fundamental una adecuada relación médico paciente, recordando que se trata de una persona con un diagnóstico que atemoriza, que espera nuestro apoyo y consejo para el mejor tratamiento posible.

Finalmente, hay que señalar  que los pacientes no deben dudar en acercarse a su médico más cercano y ante cualquier duda consultar un especialista dedicado a estos temas.

 

 

Inician campaña para incentivar diagnóstico precoz del cáncer de colon

 

La Sociedad Chilena de Coloproctología lanzó en el mes de enero la campaña “Detectar a Tiempo es Sumar Momentos”, iniciativa que busca incentivar a la población a conocer más sobre el Cáncer Colorrectal, y promueve la importancia de realizarse un chequeo médico preventivo a contar de los 50 años, pues detectar en fases tempranas este cáncer aumenta hasta en un 90% la posibilidad de cura de esta enfermedad, la cual ha aumentado significativamente en Chile.

“Queremos educar a la población sobre la importancia de la detección oportuna en el cáncer de colon y recto, pues es el tipo de cáncer con mejor pronóstico cuando se detecta a tiempo – comparado con otros tumores del aparato digestivo – con tasas de hasta un 90% de recuperación. Es por esto que el llamado es a incorporar un examen preventivo a contar de los 50 años de edad, tanto en hombres como mujeres, tengan o no síntomas o señales de alerta, pues uno de los factores de riesgo más importantes es la edad y el riesgo aumenta a contar de los 50 años”, indicó Andrés Larach, presidente de la Sociedad de Coloproctología.

Se indicó que Cáncer Colorrectal es la denominación que se le da a la aparición de células anormales que comienzan a desarrollarse y formar tumores en las zonas comprendidas por el colon y/o el recto, por lo que también puede hablarse de Cáncer de Colon y Cáncer de Recto de manera separada, dependiendo de la zona en la cual se inicia esta proliferación de células tumorales.

El especialista subrayó que es importante que la gente se informe e incorpore el hábito de consultar con su médico sobre los exámenes preventivos y/o de diagnóstico precoz a contar de los 50 años, incluso en pacientes asintomáticos.

La doctora María Elena Molina, miembro del directorio de la Sociedad y especialista de Red de Salud UC Christus, acotó que “ahora, además, existe la posibilidad de cobertura GES en la confirmación diagnóstica de este cáncer frente a la sospecha de un cáncer por parte de un especialista, por lo que esperamos aumenten las tasas de detección temprana de la enfermedad, ya que las barreras de acceso al diagnóstico serán mucho menores”.

 

Señales de alerta

 

El Cáncer Colorrectal puede no presentar síntomas en sus fases iniciales, pero a medida que los tumores crecen y se desarrollan, pueden verse afectadas las capacidades del organismo de procesar y digerir los alimentos, así como eliminar los desechos, provocando severos problemas intestinales.

Es muy importante tener en cuenta que el Cáncer Colorrectal es curable si se detecta en etapas tempranas y muchas veces se presenta de forma asintomática en sus primeras fases, por lo que la recomendación inicial es incorporar un examen diagnóstico a contar de los 50 años como mecanismo de prevención, ya que durante la colonoscopia es posible remover pólipos que a futuro podrían convertirse en cáncer de colon.

 

 

 

Top