Día mundial del Síndrome de Down

Cada 21 de Marzo se celebra el día mundial del Síndrome de Down, y es en esta instancia que se busca la sensibilización de una temática cada vez más visible y común. Así, es relevante hablar sobre experiencias de vida marcadas por estigmas sociales e ideologías preconcebidas, habituales de escuchar en una conversación coloquial o en la primera consulta con el profesional tratante.
El Síndrome de Down es una condición y no una enfermedad, ya que en la conceptualización de este término, no es curable. Por lo tanto como una condición que viene con el individuo y lo define desde muchos aspectos, la población en general no debería tratarlos como enfermos ni compadecerse de las personas que la tienen. Podrán tener distintas limitaciones o dificultades asociadas, las que se pueden evidenciar en el grado o nivel de apoyos que necesiten, pero desde esa perspectiva todos tenemos distintas habilidades y necesidades, y una sociedad más empática y menos individualista podría dar oportunidades para fomentar la participación en diversos contextos.
Es imposible asegurar que un niño Down será o alcanzará determinadas metas en la vida, ya que desde la neurociencia avalamos la plasticidad neuronal y por ende fomentamos el aprendizaje y la estimulación en pro de ir alcanzando cada vez niveles más altos en el funcionamiento. De esta forma, ponerles techo es un error, porque la realidad y las expectativas son variadas e infinitas dependiendo de quien las mire en un contexto y momento determinado.
Entonces nuestro rol como sociedad debe estar enfocado a generar posibilidades y oportunidades en la mayor cantidad de contextos en los que participamos. Esa es la forma que tenemos de desarrollarnos como personas y seres sociales. Pero aún existe desconocimiento, temor y aprehensiones, y es nuestro deber como integrantes de una comunidad, generar conocimiento y visibilizar experiencias de vida que permitan derribar estigmas en relación al tema.

 

 

Daniela Larraín D.
Terapeuta Ocupacional
Académica U. San Sebastián.

Top