Rancagua: Comisión de Cultura de Concejo Municipal se reunió con Sidarte en ausencia de alcalde Soto

  • La presidenta de la instancia, Silvia Santelices, explicó que el edil no fue invitado a la cita. En la ocasión, algunos concejales estuvieron de acuerdo con poner trabas al presupuesto si la autoridad no escucha a los aristas. Una de sus solicitudes es integrar el directorio que maneja el Teatro Regional.
Marcela Catalán

 

Pasadas las 16:30 horas de este lunes se reunió la Comisión de Cultura del Concejo Municipal, con el fin de abordar el petitorio que el Sindicato de Actores (Sidarte) presentó el martes de la semana pasada, en una audiencia pública y que contó con la presencia del alcalde Eduardo Soto. En la ocasión la autoridad comunal expresó que él respondería en 15 días a sus solicitudes, lo que generó tensión con los concejales. Aquello, luego de que ellos alegaran no tener voz en dicha problemática.

La actividad de ayer lunes se realizó en ausencia del edil, según explicó la presidenta de la Comisión de Cultura, Silvia Santelices, ya que la primera autoridad comunal no fue invitada.

El petitorio de Sidarte apunta a que los artistas de todo O’Higgins sean contemplados en la programación del Teatro Regional. Esto, tras el escándalo de supuestas irregularidades ocurridas en el espacio durante el periodo en que Marcelo Vidal ejerció como su director ejecutivo.

“Me sentí violentado con la forma en que se nos trató la semana pasada”, aseguró el concejal Patricio Henríquez, reviviendo la polémica audiencia que tensionó las relaciones entre sus pares y el alcalde, al no poder opinar acerca del plan de los artistas. Aun así, argumentó que todas las disciplinas deben poder desarrollarse en el inmueble y que otras organizaciones también deben ser escuchadas en esta discusión. Reglón seguido, añadió que se debe definir el criterio para establecer quiénes se presentarán en el edificio de Avenida Cachapoal.

En tanto, Pamela Jadell si bien se mostró de acuerdo con el petitorio de Sidarte, arguyó que no es ella ni sus colegas los que deben fijar el aludido mecanismo. “No nos corresponde a nosotros y me preocupa que no tenemos injerencia en el tema”, expresó. Igualmente, advirtió que la mesa no puede jugar “con las expectativas de la gente”, dado que no pueden intervenir en el devenir de la Corporación de la Cultura y las Artes, la cual administra el lugar. Con todo, recomendó levantar una mesa de trabajo entre sus pares y Soto, para abordar los puntos esgrimidos por el sindicato. La idea tuvo aceptación y será comentada hoy martes a la autoridad.

Ante sus palabras, Carlos Arellano esgrimió que el recinto no ha cumplido los objetivos con los que fue financiada la construcción, asunto a lo que sí apunta la propuesta del movimiento. En ese sentido, señaló que el único poder de los concejales está en la determinación del presupuesto.

“El problema de fondo es que no tenemos facultades para ver eso (el futuro del teatro). Y no es por Soto, es que la ley es así.  Necesitamos la participación de los concejales para debatir y Sidarte instaló un tema que no se tocó cuando se creó la corporación (para manejarlo). En ese momento se debieron definir sus políticas”, complementó Danilo Jorquera.

Tras ello, Jadell afirmó que no aprobará recursos del recinto si no hay consenso en relación al petitorio del sindicato. La idea encontró asidero entre varios de sus pares.

En la ocasión, la delegada de Sidarte, Valeria Zapata, leyó los estatutos de la creación del directorio. Conforme con la normativa, como propuesta del edil, el Concejo Municipal puede a designar dos de sus miembros. Al respecto, Arellano garantizó que no está vigente la mesa que administra el espacio de Cachapoal y que, por tanto, no se encuentra constituida de manera legal. “Si es así, debiéramos sugerir representantes de los artistas”, agregó.

Este martes 4 de abril se desarrollará una nueva audiencia pública del Concejo Municipal, en la cual todos estos temas serán discutidos con el alcalde Eduardo Soto.

 

Related posts

2 Comments

  1. Mario Enrique Contreras Silva said:

    El formato del Teatro Regional, con asiento en Rancagua, de regional no tiene nada, según vecinos de las comunas de Rancagua, Machali, Coinco, Doñihue, Coltauco, Graneros, Codegua, etc.etc. El Teatro Regional, tiene una capacidad muy limitda. Rancagua, tiene una población de 255.000, y el teatro tiene una capacidad inferior al 1% de la población de Rancagüinos. Las organizaciones funcionales y vecinales, son mucho más del 1% de la población, creo que el Teatro Municipal debiera arrendarse a un privado, para que realice la explotación empresarial que guste, como lo hace Codelco Chile, para que el futbol profesional utilice el estadio del El Teniente remodelado con recursos del Estado, con los recursos originados por concepto de arriendo del local del teatro, podría construir locales para que los habitantes de las diferentes comunas tengan teatros municipales para que sus vecinos, realicen actividades culturales, con convenios con ciudades chilenas, lo que traería como consecuencia realzar nuestra identidad cultural de Chilenos. El Teatro del Lago en Frutillar, es un edificio de privados para visitas, autoridades y amigos de estos, pagada, donde los nativos MIRAN PERO LO TOCAN. Creo que Rancagua, se merece un Teatro menos ostentoso que el teatro de la calle Millan, que puede ser visitado y usados por los rancagüinos, autoridades y sus amistades. Para terminar, hace un tiempo atrás, tuve la oportunidad de asistir a un espectáculo público, organizado por la Municipalidad de Sur, de nuestro país, y las autoridades y amigos del alcalde no alcanzaban más del 1% de los asistentes, la entrada era libre, no había que retirar invitaciones en las oficinas de la Municipalidad, menos dar el Rut que se anotaba en un listado, el ingreso era libre y por un respetuoso orden de llegada, modelo impensado en Rancagua. En Talca existe un teatro Regional, con el mismo drama, los talquinos, LO MIRAN PERO NO LO TOCAN.

  2. Mario Enrique Contreras Silva said:

    En varias oportunidades he tenido la oportunidad de presenciar el desarrollo de sesiones del concejo Municipal de Rancagua y creo que el señor Alcalde no consulta la opinión a los señores concejales y estos señores no tratan de que sus opiniones sean escuchadas. Si el señor Soto escuchara a los señores concejales y a los vecinos de la comuna, Rancagua tendría un desarrollo orgánico, lo que redundaría en una mejor calidad de vida de los Rancaguinos. En el caso del Teatro Municipal, este edificio y organización, nació cojo, no tiene la representación de los vecinos de Rancagua, ya que en su organización solamente existen cercanos al señor Alcalde. Los resultados están a la vista. Al parecer la marcha económica y financiera, solamente es conocida por el señor alcalde y rondan rumores, y que la memoria y estados financieros, no se encontrarían auditados, lo lamentable es estos documentos solo son conocidos por el entorno cercano al señor Soto. Falta demasiado para que el Teatro Regional, sea un teatro regional de verdad. Espero que el señor Soto, cambie de proceder, lo que sería de utilidad para él, de la comuna y de los vecinos.

Top