Fin de semana para fomentar el turismo

Hace pocos días el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entregó su Encuesta Mensual de Alojamiento Turístico el cual descubrió cifras negativas y preocupantes para el desarrollo de este rubro productivo local. Los catastróficos incendios forestales que azotaron parte del secano costero en este verano recién pasado fueron gatillantes de una baja que llegó a obtener diez mil turistas menos durante el mes de febrero pasado en nuestra querida Región de O’Higgins.

A pesar de algunos esfuerzos a nivel municipal, gremial y local por salir rápidamente de la situación, los registros por alojamientos y por llegadas no fueron positivos para nadie. Esto nos otorga un llamado de atención urgente para que las políticas de desarrollo local se enfoquen detenidamente en este pilar de crecimiento que desde hace algunos años venimos escuchando de nuestras autoridades regionales. A pesar de todo y aun cuando los recursos puedan ser escasos, el rubro del turismo en O’Higgins quiere surgir y crecer pero para eso se necesita de un apoyo real y concreto, de salir al país y al mundo con nuestras postales más famosas como el surf en Pichilemu o el hermoso valle vitivinícola de Colchagua.

Las ganas por salir a flote están. En efecto, han anunciado por ahí que formarán una federación regional que reúna a todas las cámaras de turismo comunales, con el fin de darle mayor fuerza a estos emprendedores y que puedan ser escuchados. La asociatividad siempre es bienvenida.

Por ahora, este fin de semana vivimos en el Valle de Cachapoal algunas fiestas cargadas de tradiciones criollas, huasas y deportivas, excusas suficientes para reactivar ciudades como Rancagua y Rengo. Pero no tenemos que olvidar a muchas otras como por ejemplo Chimbarongo, San Vicente, Santa Cruz, Pichilemu y muchas otras que nos ofrecen con orgullo sus parajes y servicios turísticos para todos los gustos.

Ahora con esperanza, el sector buscará revertir la situación regional de este verano recién pasado promocionando con todo los días de descanso en esta Semana Santa que recién comienza. Los invitamos a descubrir O’Higgins de mar a cordillera, de norte a sur, por cada rincón de nuestros valles. No está lejos, no necesita de altos recursos, ni de tanto tiempo para recorrer y conocer su región. Su familia se lo agradecerá.

 

Ximena Mella Urra

Editora de turno

Top