Gerente General de CGE: “Descartamos totalmente la existencia de una responsabilidad penal”

-A pocas horas de la trascendental formalización de tres ejecutivos de la compañía de distribución eléctrica por su presunta responsabilidad en el inicio del incendio de Pumanque, Eduardo Apablaza Dau, Gerente General de CGE Distribución, quiso compartir la visión de la empresa frente al proceso penal.

Juvenal Arancibia D.

 

La compañía CGE Distribución ha estado en el ojo del huracán luego de que numerosas fuentes les sindicaran la responsabilidad en el inicio de los incendios forestales que azotaron la región a fines de enero, especialmente del siniestro de Nilahue – Barahona en la comuna de Pumanque.

De inmediato se activó un operativo judicial para aclarar fehacientemente las causas y condiciones que derivaron en esta tragedia y que a poco andar sumó declaraciones desde el Superintendente Nacional de Electricidad y Combustibles y también del mismo fiscal a cargo de la investigación, Emiliano Arias, este último quizás el más crítico sobre la gravitancia de CGE en los acontecimientos.

A pocas horas de la formalización del gerente de Explotación de Red de la Compañía General de Electricidad (CGE) Distribución, Esteban Vucetich de Cheney Chirino; de Pablo Yáñez Mardones, gerente técnico de la CGE Región de O’Higgins, y de José Reyes López, jefe de Mantenimiento y Construcción CGE de Santa Cruz, este 12 de abril, el Gerente General de CGE Distribución, Eduardo Apablaza Dau, se refirió en exclusiva a El Rancagüino sobre la estrategia legal de la empresa.

 

-¿Cómo ha vivido la empresa los meses siguientes a los incendios?

 

Somos una compañía que tiene más de 100 años y somos parte también de la comunidad, somos eminentemente regional, la gente trabaja ahí y obvio que nos duelen estos 4.800 incendios que han afectado al país. Por lo mismo desde el primer momento hemos estado presentes. Trajimos brigadas prácticamente de todo chile para reponer el servicio lo más prontamente posible de tal forma a que el impacto fuera mínimo. Tuvimos que reconstruir casi 350 kilómetros de red y tuvimos que poner cerca de 2 mil grupos generadores.

 

-¿Cuáles son las razones para criticar desde el inicio la formalización de sus ejecutivos?

 

Desde el primer momento hemos puesto todo a disposición. Queremos que se esclarezca lo más rápido posible y estamos apoyando la línea de investigación. Eso sí, nos resulta inverosímil o razonable el sostener que ejecutivos de la compañía tuvieron la intensión de provocar incendios, o sea, no encontramos fundamento alguno para que se le impute una responsabilidad penal en los hechos que se investigan.

 

-¿Descartan la responsabilidad penal?

 

Descartamos totalmente la existencia de una responsabilidad penal, en toda actividad y con el volumen que tenemos nosotros siempre hay una probabilidad de un accidente pero ¿tener una intencionalidad?. Eso no nos cabe en la cabeza. Por ejemplo el jefe de mantenimiento, junto a su equipo de gente, tiene más de 17 años sin accidentes en un sector eléctrico, en una unidad donde se gestiona y es muy difícil eso; entonces nos duele a lo que ellos se han visto expuestos y en especial una persona que es de allá, de Santa Cruz. (Lo anterior en referencia a José Reyes López, jefe de Mantenimiento y Construcción CGE de Santa Cruz).

Somos una empresa con más de 100 mil operaciones al año, maniobras en la red, actividades de mantenimiento o construcción y tenemos procedimientos muy rigurosos de seguridad. Pero como en toda actividad, siempre existe una posibilidad de accidente, eso hay que decirlo y se da en cualquier empresa eléctrica a nivel internacional.

 

-¿Qué datos aportarán para validar este argumento?

 

Como compañía tenemos una labor permanente de trabajo por lo que queremos que todos estos procesos que han tenido connotación pública se aclaren. Para eso hay información que vamos a llevar este 12 de abril y creemos estar muy confiados que se van a aclarar todos estos procesos en investigación.

En los últimos tres años hemos invertido, en el grupo de empresas eléctricas, cerca de USD 450 millones. Una parte importante de ellas han ido a O’Higgins, cerca de USD 55 millones. Como compañía nos hemos embarcado en un plan para cambiar el estándar de calidad de servicio en Chile. Alineada con la agenda energética impulsada por el gobierno, el año 2016 reducimos o mejoramos la disponibilidad de suministro en un 44%, lo cual es un cambio estructural y eso se hace con inversiones y con mantenimiento permanentes. En O’Higgins, desde el 2014 al 2016 se han triplicado las actividades, mantenemos una labor permanente de inspección, tenemos gente en terreno y hemos mejorado las tecnologías. En promedio tenemos cada 300 metros una protección eléctrica.

 

-La SEC ofició a CGE respecto a la pauta de mantenimientos para el 2017, ¿qué datos aportó la compañía?

 

La Superintendencia de Electricidad y Combustibles nos pidió la información e inicialmente vimos el alcance y quisimos ser lo más rigurosos posibles. Enviamos tres años de información ya que nos consultaron qué es lo que habíamos hecho.

Tenemos un plan preventivo que siempre hacemos en cada una de las temporadas pero acá se les envió un histórico con toda una trazabilidad de lo que se había hecho, se mandaron más de 100 archivadores. Es que tenemos un plan de mantenimiento para cada uno de los alimentadores de distribución, para cada una de las líneas eléctricas. Se quiso ser muy riguroso en la entrega de la información.

Tenemos un plan de acción permanente todo el año. Para eso hay brigadas en terreno, personal propio especializado que conoce muy bien la zona y también empresas contratistas. Es una labor que se va haciendo, tanto de inspección como de actuación en la red, actividades de mantenimiento preventivo y se va trabajando en inversiones de forma permanente. Hemos adoptado indicadores internacionales que incorporó la agenda energética, que no son los indicadores normativos, y cuando uno ve la evolución durante el 2016 hay una mejora relevante.

 

-¿Qué señal toman del sumario hacia el fiscal Emiliano Arias?

 

Lamentamos que se haya prejuzgado y especialmente a esta gente que tiene una larga trayectoria en nuestra empresa y una alta vocación de servicio público. En todas estas emergencias ha estado presente con toda una organización atrás y por lo mismo, creemos que este proceso de reclamación que interpuso la defensa es un derecho que tiene el equipo de gerentes que está formalizado.

Desde el primer momento, nosotros lamentamos la anticipación de juicios porque creemos que todo esto se tiene que resolver en tribunales. Tiene que ir de la mano con la investigación y es en el tribunal donde se deben poner todas las pruebas y dar visibilidad a ellas, como lo imagino que lo harán los fiscales y nosotros también en dicha instancia. Creemos que es la oportunidad para dar a conocer todos los elementos que resuelven y aclaran esto.

 

Inversiones de CGE en la región

Desde Arica a Temuco, CGE anunció que se han duplicado las inversiones en redes eléctricas y en mantenimiento entre 2014 y 2016, superando los $76 mil millones de la temporada anterior. En específico en O’Higgins, la actividad de mantenimiento se triplicó en ese periodo.

El plan de inversiones en la Región de O’Higgins creció un 71% entre 2014 y 2016, superando los $8.600 millones, mientras que el plan de mantenimiento prácticamente se triplicó en el mismo periodo, superando los $3,5 mil millones. Para el presente año CGE, anunció que la inversión será de US$ 243 millones. US$ 86 millones son destinados principalmente a crecimiento de clientes, abastecimiento de la demanda e infraestructura y US$113 a mantenimiento de líneas y redes eléctricas; además de US$44 millones destinados a tecnología.

En los últimos años, aseguró la empresa, se ha llevado adelante un plan de inversiones precisamente para mejorar y renovar las instalaciones, además de elevar los niveles de mantenimiento. Eso ha permitido disminuir a la mitad los indicadores de interrupción de suministro en todo el país.

En la distribuidora manifestaron que han puesto en marcha un plan de trabajo e inversiones para fortalecer la calidad del servicio y de suministro, lo que repercutirá en una mejor calidad de vida, mejores niveles de productividad y con esto en mayores niveles de crecimiento. Este plan involucra inversiones por US$ 600 millones en los próximos 5 años y por el que se pretende reducir 60% el SAIDI de los clientes, que es la disponibilidad de suministro de los clientes.

Top