Pichilemu en rebaja: La apuesta del turismo local de cara a Semana Santa

Una jugada apuesta es la que los encargados de las Cámaras de Turismo y Comercio en conjunto con el municipio Pichilemino, realizarán para sumar más visitantes al litoral y poder cerrar de buena manera la truncada temporada estival.

Por: Juvenal Arancibia D.

Fotos: Marco Lara.

 

La temporada estival 2017 comenzó de manera tranquila y buenas proyecciones en el litoral de la Sexta Región. Los comerciantes y hoteleros de Pichilemu contaban con una demanda que avizoraba un cierre de verano sacando cuentas alegres, escenario que se vio truncado con la ocurrencia de los numerosos incendios forestales que azotaron las provincias de Colchagua y Cardenal Caro.

A pocos días del voraz incendio de Nilahue Barahona, casi en el límite provincial con Cardenal Caro, la ocupación hotelera en Pichilemu había caído más de un 40% e incluso se habló de pérdidas semanales que superaban los 300 millones de pesos en este rubro. De la misma manera, era evidente a simple vista que en pleno verano las calles de la capital mundial del surf de encontraban prácticamente vacías antes una oleada de rumores y desinformación que solo alejó a los veraneantes.

Ante este sombrío panorama, las Cámaras de Turismo y Comercio de la comuna, en conjunto con el Instituto Nacional de Turismo y el Municipio Pichilemino buscaron alternativas para disminuir el impacto de los incendios en los balances contables de los cientos de comerciantes y empresarios turísticos de la zona, siendo la primera medida, el alargar la temporada estival hasta Semana Santa.

De lo anterior ha pasado casi dos meses y en una nueva visita al litoral, diario El Rancagüino se reunió con Danilo Robles, presidente de la Cámara de Turismo de Pichilemu para constatar cómo se desarrolló el resto de la temporada desde febrero a la fecha. En este sentido, Robles aseguró que “febrero fue un mes bastante bueno, a medida que la gente retomó la confianza y desaparecieron los rumores o desinformación, apoyado principalmente por los mismos medios de comunicación, los turistas regresaron a Pichilemu”, explicó.

En la misma línea, Robles manifestó que con apoyo del municipio, la Cámara de Turismo y Comercio, presentó un proyecto enfocado en la recuperación del turismo de Pichilemu enfocado en Semana Santa y también en convertir a la comuna en un destino turístico que trascienda la temporada estival y sea un punto abierto a los turistas nacionales e internacionales los 365 días del año.

“nosotros comenzamos a trabajar en una fuerte difusión del turismo en conjunto con las radios de la región y también con una estación de Santiago, de la misma manera existe un gran número de empresarios, cerca de 200 locatarios, que por medio de un sticker o anuncio se adherirán a este proyecto entregando descuentos en arriendos y también en las cartas de los restoranes, en definitiva queremos que el turista sepa que Pichilemu está rebajado”, complementó el presidente de la agrupación de empresarios turísticos.

Además, Robles señaló que las conversaciones también se trasladaron hacia el rubro transportista, señalando que un importante número de líneas de autobuses se comprometieron a mantener o rebajar sus precios para quienes deseen movilizarse hasta el litoral, idea que tuvo una buena acogida entre los empresarios, señaló el directivo.

“Ha sido sorprendente porque nunca en Pichilemu había pasado esto, y todo el mundo está contento, el Municipio está hablando bien de la Cámara de Turismo  como nunca antes, entonces nos encontramos hoy en un momento coyuntural y creo que tenemos que aprovechar el tema del incendio para reinventarnos. Soy nacido y criado en Pichilemu y desde que tengo memoria, Pichilemu siempre ha sido enero y febrero y creo que esa no es la idea, tenemos para mucho más, en otros países el turismo es todo el año”, agregó.

Related posts

One Comment;

  1. Mario Enrique Contreras Silva said:

    Los precios de las ventas y servicios, de Pichilemu, son caros, en un balneario que no posee un costanera moderna y carece de accesos públicos a muchas playas de la comuna. El tema de los estacionamiento es un abuso a los turistas que todavía visitan este balneario, que hay que mirarlo de los cerros, si es que se puede. El plano regulador de la comuna no existe o es un documento muy precario. Las calles son estrechas, no tienen bolsones de estacionamientos y los caminos carecen de veredas y bermas.

Top