En centro de diversión nocturna: Prisión preventiva para sospechoso de dar muerte a joven de 19 años

  • Durante la audiencia salieron a la luz nuevos antecedentes que indican que el imputado habría ingresado al vehículo con llaves copiadas. El cómo las obtuvo es materia de la investigación.

Fernando Ávila Figueroa

Fotos: Marco Lara

La mañana de ayer martes se realizó en los Tribunales de Justicia de Rancagua la audiencia de control de detención en contra del sujeto colombiano identificado como F.J.M.M, de 26 años, sindicado como el principal sospechoso de dar muerte el pasado mes de marzo a la joven de 19 años, Constanza Catalina Alcántara Guajardo, luego de que  intentara robarle su vehículo, para luego atropellarla.

Durante la audiencia, la fiscal, Pilar Moya, sostuvo que el sujeto colombiano ingresó al vehículo marca Toyota Yaris por medio de copia de llaves, lo hace partir, momento en que  la joven lo intenta detener, acelera y la enviste, provocándole la muerte, chocar con poste metálico, para luego huir a pie del lugar.

La joven de 19 años queda con un politraumatismo grave, y anemia aguda, lo que se demostró con grabaciones del estacionamiento del lugar, donde se muestra la dinámica de los hechos.

Por su parte la defensa se opuso a la prisión preventiva, ya que adujo que no hay antecedentes que permitan culparlo.  Se indicó que se encontraba desde febrero de este año en la ciudad de Osorno, así como se recalcó  que fue él quien acudió a la PDI a denunciar una golpiza de la que fue víctima.

Según la defensa existen testigos que indican que quien conducía el vehículo era de tez oscura y medía 1 metro 80 centímetros aproximadamente, mientras que el detenido de nacionalidad colombiana  mide 1 metro 68 centímetros. En este punto la Fiscalía replicó indicando que sólo un testigo dijo que era de tez morena.

Tras la audiencia, la fiscal, Pilar Moya, sostuvo que han recopilado suficientes antecedentes, con empadronamientos de testigos, así como con especies asociadas al vehículo (llaves), que permitan vincular al detenido con los hechos.

Fue así como se conoció que el sujeto colombiano habría utilizado una copia de las llaves, lo que llevó a la Fiscalía  a averiguar el origen de ellas, y conocer quien podría estar vinculado al vehículo, y quien es que lo regala a los familiares de la víctima. Se establece que existen dos llaves y que una persona determinada habría encargado copia de llaves.

Surgen retratos descriptivos aportados por testigos, lo que permite individualizar al imputado como quien habría estado manejando el vehículo el día de la muerte de la joven.

Según la Fiscal, las únicas llaves del vehículo que tenía la víctima eras las originales, lo que está confirmado por la familia. Pese a ello es la propia familia quien comienza a dar pistas de que habría copias de llave del vehículo, ya que se había establecido que el imputado utilizó llaves copiadas o clonadas.

Esto se estableció en lugares donde el vehículo fue llevado para algunas reparaciones mecánicas, y en este empadronamiento se conoce que la ex pareja de la hermana de la víctima, llegó a uno de estos lugares donde consultó la posibilidad de obtener copias de las llaves del vehículo. Es más, según la fiscal en una oportunidad  el sujeto se acerca al taller, donde las llaves son extraídas por un breve  lapso de tiempo y luego devueltas, por lo que surge la hipótesis que el entorno del imputado es quien obtiene copias de las llaves, siendo este último quien habría ingresado al auto para luego investir a la víctima.

La fiscal agregó que el sujeto posee algunas causas menores, y que no cuenta con ningún antecedente que esté en proceso de regularizar su estadía en el país. Ratificó que el imputado se presentó en la PDI de Osorno donde denunció el delito de lesiones en su contra, lugar donde personal policial permitió individualizarlo y luego detenerlo.

Para el defensor Walter Droguet, el imputado es inocente de los hechos, ya que existen datos en el parte policial donde se indica que un testigo sostuvo que quien conducía el vehículo era un persona robusta, de tez oscura y de 1 metro 80 centímetros, muy diferente a como es su representado.

Añadió que es incomprensible que alguien que cometió un delito como este, vaya a denunciar a la PDI del sur una agresión, situación que asegura no la hace ningún delincuente de esa categoría. Ratificó que su defendido desde el mes de febrero de este año se desempeñaba en el sur del país en el club de tenis Olimpia como garzón.

No dudó en indicar que salieron otros antecedentes donde habría otro responsable, como el anterior propietario del vehículo  citando como ejemplo las copias de llaves que salieron a la luz durante la audiencia. Concluyó indicando que el imputado se encuentra en el país de manera regular.

Related posts

Top