Martín Rolle: “Esta vez nos toca jugar primeros y debemos ganar para meterle presión a los otros”

Los celestes abrirán la fecha visitando mañana a Universidad Católica. El “10” dijo también que, para cumplir con el objetivo grupal, no tiene margen de error y por ello la victoria es lo único que vale.

Ricardo Obando

Lo de este viernes por la noche en San Carlos de Apoquindo, sin duda que marcará la historia de O’Higgins en este torneo de Clausura. Solo un triunfo dejará a los dirigidos por Cristián Arán metidos en la lucha por la corona y, en el plantel, saben bien que los tres puntos es el botín que necesitan, de lo contrario, deberán mirar desde lejos lo que ocurra con los punteros.

En ese sentido, el conjunto rancagüino se ha mentalizado en que pueden ahondar la crisis futbolística de los Cruzados e incrementar su confianza en esta recta final, donde les restará enfrentar a San Luis, Palestino, Universidad de Chile y Deportes Antofagasta.

UN PARTIDO INTENSO

Uno de los jugadores que habló en la previa de este duelo, es Martín Rolle. El “10” del equipo, que viene levantando su nivel tras un bajón personal y grupal, aseguró que frente a la UC es espera un “lindo partido, creo, ante un rival un poco complicado más allá de la situación que tienen en el campeonato”.

Es más, comentó que la calendarización le da la ocasión de abrir la fecha, es decir, podrían dejar encendida la jornada 11 del certamen. En ese sentido, Rolle expuso que “se nos vuelve a presentar una oportunidad como para prendernos y meterle más presión a los que tienen un poco más de puntos que nosotros. Esta vez nos toca jugar primeros y debemos ganar para meterle presión a los otros”.

Ahora bien, respecto a la complejidad de este duelo, dijo, el volante, pasará porque “más que nada porque van a querer ganar en su casa, no van a querer terminar el campeonato tan abajo sabiendo el plantel que tienen y la grandeza de esa institución. Y, nosotros, vamos con nuestras armas, con nuestra ilusión para hacer las cosas bien”.

Por cómo está el torneo, hoy O’Higgins va desde atrás. La atención se la lleva Colo-Colo, la U e Iquique. En ese escenario, Martín Rolle destacó que “no sé si nos quita presión, pero es bueno para el fútbol chileno que los grandes estén peleando y también es lindo que esa clase de equipos estén ahí y que uno pueda competir con ellos y demostrar que estamos a la altura, o quizás, mejores que ellos”.

A su vez, recalcó que “no te esperen tiene sus ventajas. Uno viene remando, va ganando puntos y quizás, nos encontremos en la última fecha con la posibilidad de campeonar”.

SIN MARGEN

Al igual que el técnico Cristián Arán, en sus opiniones vertidas la semana pasada -previo al duelo frente a Everton-, Rolle cree que O’Higgins hoy no tiene margen y que para luchar hasta el final deben ganar los cinco partidos que restan por disputar.

En ese sentido, expuso que el margen es “nada prácticamente, es la realidad. Creo que nos golpeó mucho el empate con Iquique, ahí el equipo venía haciendo un buen partido y ellos, en los últimos minutos, mejoraron y nos pudieron empatar. A partir de ahí, tuvimos dos partidos que fueron lo peor del año. Eso nos costó caro y nos tiene con pocas chances de perder puntos”.

SU NIVEL

Para cerrar el diálogo, Martín Rolle se refirió a su desempeño en el torneo. Si bien es cierto, el trasandino arrancó bien, luego decayó al igual que el nivel grupal, pero, frente a Everton, una variante en su ubicación en la cancha lo llevó a recuperar el protagonismo.

Justamente, comentó, “tuve la chance de tirarme al medio, asociarme más con mis compañeros, y, en esa posición, empezar a tratar de buscar a Cristian (Insaurralde) y a Pablo (Calandria)”.
Es más, aseguró que “si bien arranqué con un nivel bastante alto, creo que el nivel de cada jugador depende después del nivel colectivo”.

Además, Rolle recordó que “tengo un buen número de asistencias, nunca fui goleador y en lo personal me siento bien. Acá lo importante es sumar para el equipo, uno tiene que brindarse ciento por ciento para que las cosas le salgan bien a O’Higgins”.

Finalmente, Martín Rolle, señaló que dentro de cada partido “me voy a equivocar seguramente mucho, porque, quizás, soy el que más tenga que arriesgar un pase, que tenga que arriesgar una gambeta, un tiro al arco, pero más que nada por la posición en que me toca jugar. Es convivir con el límite de andar muy bien o de regular para abajo”.
Por eso, cerró, “soy consciente y sé de la responsabilidad que me toca”.

Related posts

Top