Comenzó congreso de alcaldes y concejales en Pichilemu

Durante la lluviosa jornada de ayer miércoles, en Pichilemu comenzó el Congreso Anual de Concejales y Alcaldes de la región de O´Higgins, un tradicional encuentro del municipalismo regional que ha tenido la virtud,  no sólo de permanecer en el tiempo sino también de mantenerse unido mientras en otras regiones de nuestro país la política ha llevado a dividirse a los municipios en dos o más asociaciones.

Este encuentro comenzó con la exposición de la directora regional del Servicio del Adulto Mayor Patricia Torrealba quien dio a conocer a los presentes una serie de acciones que los municipios pueden realizar en favor de este sector etario, resaltando la construcción de condominios protegidos y la postulación a una serie de fondos.

Más tarde fue el turno de la seremi de Medioambiente Giovana Amaya quien  explicó los alcances de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor, la cual obliga a empresas productoras (fabricantes e importadoras) de productos prioritarios a hacerse cargo de sus productos una vez terminada su vida útil. La ley especifica los siguientes productos prioritarios: Aceites lubricantes, Aparatos eléctricos y electrónicos, incluidas las lámparas o ampolletas, Envases y embalajes, Medicamentos, Neumáticos, Pilas y baterías, Plaguicidas caducados y vehículos. Se establecerán metas para la recolección y valorización de estos residuos, creando así nuevos negocios, y disminuyendo su disposición final. Además, la REP obliga a los productores a considerar los costos para el manejo de su producto al momento de convertirse en residuo, generando así un incentivo de prevención.

Además la seremi señaló que en comunidades que generan una política de reciclaje se disminuyen notablemente los costos de la recolección de los residuos domiciliarios.

Más tarde una de las presentaciones más esperadas de la jornada fue la realizada por el seremi de Agricultura en relación a los megaincendios forestales que en el verano afectaron a nuestra zona

 

Los Incendios llegaron para quedarse

En la ocasión Alexis Villa, analista de incendios de la Conaf explicó que ocurrió durante la tormenta de fuego que afectó a nuestra región, resaltó que ante la catástrofe no había sistema que pudiese haber estado preparada.  Por ejemplo detalló que lo normal es que un incendio avance 400 a 600 metros por hora, pero que el incendio de Nilahue Barahona llegó a tener avances de hasta 6 kilómetros por hora, lo que se explicaría por la sequía extrema que afectaba a la zona, además de temperaturas extremas y condiciones propiciadas por la entrada del anticiclón del pacifico que produjo una especie de tapón atmosférico. Además explicó que era tal la energía del incendio que produjo su propio microclima, por ejemplo generando una  humedad relativa del aire de 12 por ciento, cuando lo normal era 40, y  temperatura sobre los  40 grados.

En total poco más de 518 mil hectáreas se quemaron en el país, 88 mil en la región donde afortunadamente en O´Higgins no hubo muertes que lamentar y relativamente pocas casas siniestradas, ya que aseguró que una vez que se dieron cuenta de la imposibilidad de atacar directamente al incendio la estrategia empleada fue proteger a las viviendas con todo los recursos disponible, resaltando que por momentos pese a que existieran los recursos simplemente no había más aeronaves disponibles en el país, siendo nuestra región la que mayor cantidad de héctareas de arbolado nativo vio afectada, poco más de 34 mil, una cantidad similar de hectáreas de plantaciones y el resto fueron predios agrícolas, viñedos u otros terrenos los siniestrados.

Por otra parte el seremi de Agricultura José Guajardo detalló la ayuda entregada por su cartera a los productores afectados, explicó que esta ayuda a sido entregada por etapas, entre febrero y marzo se entregó un millón de pesos sin necesidad de rendir a agricultores con perfil indap, beneficiarios o no del ente público, y hasta 600 mil para compra de forraje para animales beneficiando a 612 agricultores con sacos de alfalfa y 981 con financiamiento compensatorio.

Entre mayo y septiembre existe un fondo de 250 millones de pesos aprobados por el Consejo Regional para entregar un millón de pesos por afectado para aquellos que no fueron beneficiados con los montos anteriormente descritos, pero explicó que este monto aún no ha sido completamente ejecutado ya que existe un programa similar de la CONAF.

Además detalló que existe un programa con obligación de rendición de hasta 6 millones de pesos destinados a los agricultores que sufrieron daños superiores al millón de pesos, entre otros programas.

Related posts

Top