Barrio Gastronómico entrega propuestas para disminuir la delincuencia

2

Las propuestas apuntan a dar a conocer que es lo que pueden aportar como locatarios, creando un trabajo en conjunto para velar por la seguridad de los clientes.

 

 

Fernando Ávila Figueroa

 
Preocupados están los comerciantes que integran el Barrio Gastronómico de la ciudad de Rancagua. Esto ante los hechos delictuales de los que han sido víctima, los que aseguran se vienen repitiendo desde hace bastante tiempo.
Es por ello que la directiva del Barrio Gastronómico de Rancagua y su equipo de seguridad, entregó al alcalde de Rancagua y a la Intendencia Regional una propuesta para mejorar la seguridad en el centro de la ciudad. El Barrio Gastronómico lleva meses trabajando en este tema, y decidieron entregar esta propuesta en el marco de la balacera con resultado de muerte de un sujeto que asaltó el pasado lunes la tienda Patuelli en el Paseo Independencia de la ciudad.
Fue así como en el frontis del municipio de Rancagua ayer jueves la directiva y su equipo de seguridad pidieron y propusieron nuevas medidas e inversión para el centro y casco histórico. En este sentido, el presidente del Barrio Gastronómico, Diego Romero, dio a conocer que entregaron diez propuestas entre las que destacan poder invertir en cámaras de seguridad desde lo público y lo privado, debido a que sostiene que están muy preocupados por la seguridad, tanto de ellos como locatarios, y de los clientes.
Romero añadió que se trata de propuestas claras que involucran al Gobierno, Municpio y privados, con el fin de que la gente tenga un mayor grado de seguridad en el centro de Rancagua, y para quienes llegan desde otras comunas y regiones. La idea es poder dar a conocer el Barro Gastronómico a nivel nacional, pero considera que si existe inseguridad, esto no es posible. Asegura que muchos de los locatarios han invertido recursos en seguridad, la que en muchos casos no ha logrado el objetivo principal, ya que se requiere un trabajo en conjunto con organismos como Carabineros y Municipio.
Las propuestas apuntan a dar a conocer que es lo que pueden aportar como locatarios, creando un trabajo en conjunto para velar por la seguridad de los clientes., con ideas y políticas claras entregadas al municipio. El Barrio Gastronómico reúne aproximadamente a 70 personas, entre dueños de locales gastronómicos y hoteleros, quienes trabajan desde hace cerca de un año y medio sosteniendo reuniones de coordinación.
Por su parte, el asesor de seguridad del Barrio Gastronómico de Rancagua, Eduardo Vergara, indicó que históricamente los delitos ocurren en el mismo lugar, centrándose en el Paseo Independencia, el centro comercial, y el Rodoviario, por lo que no se puede permitir que esto siga escalando.
Las propuestas se basan en tener un Barrio Gastronómico y un centro de Rancagua tranquilo, donde la gente pueda acudir en paz, incluyendo siempre a los vecinos. Es por ello que una de las propuestas principales es tener un cuerpo de seguridad privada que controle y colabore con las policías, educando a la gente, dedicada a prevenir y controlar en el centro de la ciudad, orientando y entregando información a la ciudadanía.
Otras de las propuestas es que la fiscalización a los grandes centros comerciales aumente, ya que los comerciantes aducen que no es posible que las grandes cadenas subsidien sus ganancias por medio de la seguridad pública. De esta manera se logra que los Carabineros estén en la calle, en poblaciones y ayudando a los pequeños comerciantes.
Otras propuesta dice relación con que los gremios del comercio, administradores de colegios, en general, todos los que conviven en el centro de Rancagua sean parte del Consejo Comunal de Seguridad Publica, con el fin de que sean tomados en cuenta, y que la inversión que se hace en Seguridad Pública cuente con la decisión de ellos.
Los compromisos de quienes integran el Barrio Gastronómico dicen relación con conformar un Comité Barrial de Seguridad Comercial Rancagua Centro, diseñar y ejecutar una campaña de autocuidado, realizar las denuncias respectivas, invertir en elementos de seguridad en los locales, invertir en elementos de seguridad para los usuarios, y ejecutar un estudio y consulta sobre vulnerabilidades de seguridad a los locatarios del centro.

 

LAS DIEZ PROPUESTAS

 
– Inclusión permanente del Barrio Gastronómico y otras organizaciones del comercio en la toma de decisiones sobre estrategias, políticas e inversión en seguridad pública.

– Diseñar y ejecutar una campaña de denuncia en el centro.

– Creación de un Cuerpo de Seguridad Preventivo para el centro de la ciudad.

– Instalación de cámaras de seguridad en las calles que nutren el caso histórico.

– Inclusión e invitación a organizaciones como el Barrio Gastronómico y similares para exponer y participar de los consejos comunales de seguridad pública.

– Permitir la participación permanente de un miembro del Comité de Seguridad Barrial Centro, en el Consejo Comunal de Seguridad Pública.

– Capacitar de manera especial a los guardias de seguridad que trabajan en el centro de la ciudad complementando certificación OS-10.

– Designar una contraparte exclusiva para materias de seguridad desde el Municpio, Carabineros, PDI y Gobierno Regional.

– Organizar recorridos situacionales y asesorías de seguridad a los locatarios y vecinos del centro de la ciudad.

– Aumentar la fiscalización y las exigencias de seguridad privada a las grandes tiendas y centros comerciales del centro para que hagan un trabajo que permita terminar con la concentración de demanda policial, permitiendo que estos tengan mayor disponibilidad y puedan acortar sus tiempos de respuesta.

Deja un comentario