EDITORIAL: Una muy extraña decisión sobre el desfile del 2 de octubre

8

Todo ha sido extraños en torno al desfile del 2 de octubre de este año, un continuo paseo de malos entendidos, explicaciones a medias y una notoria falta de liderazgo del intendente regional Pablo Silva.
El año pasado aplaudida fue la decisión de que el desfile volviese a las calles, sin embargo la experiencia fue como muchas otras situaciones, una buena idea mal ejecutada.
Es cierto, hubo problemas en el desfile realizado en Avenida España, estuvo mal escogida la calle donde se realizó ya que al estar orientada de norte a sur gran parte del público recibió de frente el sol, la amplificación fue dispuesta solo para las autoridades y se pusieron muy pocas galerías para que la gente pudiese sentarse a ver el desfile. Tampoco la hora escogida fue la más adecuada.
Pero al mismo tiempo muy aplaudidas fueron las presentaciones de los huasos a caballo y de los carros de los bomberos, situaciones que de inmediato quedan descartadas en el estadio, asimismo como cualquier posibilidad de hacer efectivamente democrático el acceso a esta fiesta rancagüina. Resulta raro que se decida justo en año electoral volver con el desfile al estadio cuando por experiencias anteriores siempre los parlamentarios y políticos han terminado repartiendo gran parte de las entradas para el desfile cívico militar , no llegando estas a la gente que realmente quiere asistir, quedando grandes espacios del recinto vacíos.
También sin pena ni gloria desde la intendencia se trató de disfrazar esta decisión como una solicitud popular con una extraña y mal llamada votación en la web y una más aún extraña votación en la plaza de Los Héroes, sin registros y donde era posible votar en variadas ocasiones.
Extremando los argumentos, y yendo a los valores que hay detrás de esta seudo consulta, podríamos perfectamente decir que costó mucho recuperar la democracia, mucho sufrimiento, años de persecuciones y de añorar la posibilidad de que todos seamos iguales a través del voto como para que la intendencia regional, a través de un lo que no fue más que un simulacro de votación, haya intentado legitimar una clara falta de planificación. Y eso que en la -por llamarla de alguna manera- consulta la opción ganadora fue el de hacer el desfile en la calle, nosotros mismos para demostrar lo absurdo de ese método “votamos (muy entre comillas) al menos unas 50 veces.
Paso el tiempo y esa votación fue enterrada, y nada se dijo públicamente de su resultado ni de su realización, incluso desde la Seremía de Gobierno se presentó un proyecto al CORE ( a toda prisa por cierto) solicitando fondos para la instalación de las galerías en la calle, proyecto que fue aprobado en tiempo record por el Consejo Regional. Es que esta parece ser una de las razones ocultas para que el intendente Pablo Silva quiera realizar el desfile en el estadio, es la falta de plata. Ya que al parecer se les olvidó al momento de realizar el presupuesto para este 2017, que había algo que hacer en Rancagua el 2 de octubre. Sin embargo el proyecto presentado al CORE a fines del mes pasado fue aprobado, así lo confirmó el presidente de esta instancia Fernando Verdugo. Tampoco nada se dice desde la intendencia que pasará con este proyecto y no hay una palabra para esta notoria falta de consideración hacia el organismo colegiado al solicitar montos para realizar el desfile en la calle, cuando la decisión final fue otra. Si esto no es una muestra de desorganización, al menos queda de manifiesto un enorme desorden al interior de la intendencia.
Ahora, se dice que un informe de Carabineros dice que no es adecuado realizarlo en la calle por las interrupciones de tránsito y los problemas de seguridad que conlleva. Como si no causara problemas el cerrar Millán y las calles aledañas el lunes en la tarde, o como si los vecinos del Estadio El Teniente no se viesen continuamente afectados cada vez que se juega. Bajo ese criterio Carabineros no debiese por lo tanto cerrar el trafico ni para este desfile, ni menos para cuando se juega un partido de futbol en el estadio El Teniente.
Con todo tampoco fue el intendente el que públicamente defendiera esta extraña determinación suya sino que la seremi(s) de gobierno enfrento los micrófonos . Cabe consignar que se informa de que el desfile se realizará finalmente en el estadio, solo ante insistentes preguntas de este medio, ya que al parecer no estaba en la programación de la intendencia comunicar aún esta decisión. Al mismo tiempo lo que  ya debiese estar haciéndose, es decir repartir las entradas, en palabras de la propia seremi (s) aún ni siquiera ha sido analizado y cuando el municipio local además, según asegura el alcalde Eduardo Soto, tampoco fue consultado.
Parece ser que simplemente la decisión se toma porque evidentemente es más fácil organizar un desfile en el estadio que en la calle. No importa que el estadio quede medio vacío ni lo que quiera la comunidad, ni que sea una fiesta rancagüina en la cual nada tiene que hacer el gobierno regional organizándola.
Una mala decisión, de alguien que no fue ni siquiera capaz de defenderla. Por decir algo, todo muy extraño en torno al desfile del 2 de octubre en Rancagua.

 
Luis Fernando González V.
Sub Director

4 comments

Más me huele a persecución política,nada de raro que el Alcalde Soto haya pedido que se escriba esta carta,ahora está calladito por todas las denuncias que hay en su contra y esta es una forma de vengarse. El desfile no me parece algo tan trascendental y me encantaría que no se hiciera más. Pero venir a ofender a alguien sin tener argumentos sólidos me parece una bajeza. Claro ,vienen elecciones, hay que hacer mierda al Gobierno Regional y a cualquiera que represente al Gobierno. ¡¡¡¡¡bajeza sin límites!!!!!

En la página de la Intendencia Regional, podíamos ejercer nuestro voto. Ganó la opción de hacerlo en el Estadio el Teniente y lo encuentro lo más acertado. Tenemos un hermoso recinto que por años ha albergado nuestro tradicional desfile. A modo de experiencia personal el año pasado fue una incomodidad absoluta, mi familia que es adulto mayor no pudo asistir (tres integrantes).

Deja un comentario