Detienen a dos trabajadores de servicentro en Rancagua por clonación de tarjetas

pdi

Tras efectuar una serie de indagaciones y levantamiento de evidencia, entre la revisión de las cámaras de seguridad, establecieron que dos trabajadores de dicha estación de servicio estarían dedicando a la clonación de las tarjetas al momento del pago de la carga de combustible.

 
Fernando Ávila Figueroa

 
La Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) de la PDI Rancagua, efectuó una investigación por más de dos meses que culminó con la detención de dos trabajadores en la comuna de Rancagua.
El hecho se registró el viernes último en una estación de servicio de combustibles ubicada en la Avenida Miguel Ramírez de la comuna de Rancagua, donde detectives tras recibir información que clientes estarían siendo víctimas de la clonación de sus tarjetas, efectuaron una investigación por más de dos meses.
Es así que los investigadores policiales tras efectuar una serie de indagaciones y levantamiento de evidencia, entre la revisión de las cámaras de seguridad, establecieron que dos trabajadores de dicha estación de servicio estarían dedicando a la clonación de las tarjetas al momento del pago de la carga de combustible, evidencia que fue avalada por el fiscal del caso quien gestionó ante el Juzgado de Garantía de Rancagua las respectivas órdenes de detención en contra de los dos imputados, las que fueron materializadas en la jornada de este viernes.
Posterior a ello, los detectives efectuaron una serie de entrada y registro a los domicilios investigados, incautando un computador con programas y tutoriales para efectuar el delito de clonación de tarjetas.
Se dio cuenta al fiscal de turno quien dispuso que ambos detenidos de 30 y 22 años, sean puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua por el delito de uso fraudulento de tarjetas de créditos y/o débito.

2 comments

la necesidad producida por los sueldos generalizados de hambre provoca estas soluciones a la carencia de medios….que llega al asesinato por unas pocas chauchas….¡INSOLUBLE!

Deja un comentario