José Antonio Kast: “Soy partidario que un porcentaje de Codelco pueda ponerse a disposición de capitales privados”

kast

Kast sostuvo que lo que se obtenga de una eventual participación de privados en Codelco, lo destinaría a temas de urgencia social, como por ejemplo, pensiones, y no que vayan a las arcas fiscales generales.  

 

 

Fernando Ávila Figueroa

 

 

Los diferentes candidatos presidenciales se encuentran recorriendo, o conociendo la realidad de las diferentes regiones del país con miras a lo que serán las próximas elecciones. Es así como el candidato, José Antonio Kast, conversó con EL RANCAGÜINO sobre una serie de temas relevantes para la región, entre ellas la realidad actual de Codelco.

A su juicio en la empresa estatal debe haber un grado de transparencia en lo que se refiere al manejo de los fondos públicos. “Soy partidario que un porcentaje de Codelco pueda ponerse a disposición de capitales privados, porque eso también  generaría una mayor transparencia en el uso de los recursos. El tema de los contratistas es variable, depende de las funciones que se quieran realizar, y cuáles son las condiciones en que ellos ingresen”, dijo el candidato, quien agregó que lo que se obtenga de una eventual participación de privados, lo destinaría a temas de urgencia social, como por ejemplo, pensiones, y no que vayan a las arcas fiscales generales “para que se gasten en cualquier cosa”.

Otro tema al que se refirió el candidato, fue a la elección popular de Gobernadores Regionales, ley que votó en contra, ya que considera que no cumple con las expectativas que las personas tienen. “Se vende un esquema que indica que habrá una mayor distribución de los recursos, con mayor independencia de las regiones”, situación con la que según Kast con esta ley no se logra, “debido a que se crean más cargos políticos, más operadores políticos, pero no se entregaban las funciones necesarias para poder actuar”.

Citó como ejemplo lo que se dijo con la elección de los consejeros regionales, donde se indicó que habría una mejora sustancial en el uso de los recursos, lo que no ha ocurrido, e incluso dice que la gente no conoce a sus consejeros regionales. “Son leyes de titulares, pero el contenido dicta mucho de lo que se propone.  Parte de la descentralización es la descentralización administrativa, pero con atribuciones de administración y ejecutivas”, dijo.

 

 

INVERSIÓN REGIONAL

Referente a la inversión regional, Kast sostuvo que se debe desarrollar el tema agrícola, donde coloca una nota de alerta respecto a lo que quiere hacer el Gobierno con el cambio del Código de Aguas. “Esto sería un atentado al desarrollo agrícola al ser una especie de expropiación de los derechos de agua de los parceleros”, asegura. “A esto se suma mayor inversión en obras de canalización para evitar pérdidas de agua, y construir pequeños embalses que permitan acumular el agua durante la época de abundancia, y evitar que el agua llegue al mar”.

Todo lo que vaya en la línea de descentralización es apoyada por Kast, lo que se refleja en el denominado “Plan País” que impulsa. En él se evita que las autoridades locales usen cualquier inauguración para tratar de lucirse. Por eso apunta a un desarrollo integral del país, citando como ejemplo la infraestructura carretera, donde existe un déficit en caminos rurales y vialidad secundaria.

 

 

UOH

El candidato también se refirió al funcionamiento de la Universidad de O’Higgins, proyecto que en su momento votó a favor, pero no comparte el criterio respecto de los centros de formación técnica estatales. “En esa área hubo un error de concepto, ya que se busca calidad, y mientras no se logre calidad en la educación técnica superior, será muy difícil que la formación universitaria en esa área sea buena. Ahí hay mucho que corregir, no así en el tema de las universidad debido a que es relevante que cada región tenga un centro universitario, pero apuntando a la calidad. Las actuales leyes que está tramitando el gobierno perjudican el esquema que estas universidad públicas puedan tener excelencia académica”, concluyó Kast.

Deja un comentario