Liceo Bicentenario Óscar Castro tiene su propia orquesta sinfónica juvenil

6-

El viernes actuaron para la comunidad en el gimnasio del establecimiento. Su director es Marcial Pino, licenciado de la Associated Board of the Royal School of Music de España.

Marcela Catalán

El pasado viernes y en dependencias del gimnasio del establecimiento, la Orquesta Sinfónica Juvenil del Liceo Bicentenario Óscar Castro se presentó de modo oficial frente a la comunidad. La iniciativa es integrada por 75 alumnos del plantel, quienes cursan de 7° básico a 4° medio en sus mismas aulas. Desde el recinto explican que todos ellos poseen “una gran inclinación artístico musical”, transformándose la instancia en una sucesión de desafíos de alto nivel en diferentes disciplinas instrumentales”. En ese sentido, arguyen que su creación contribuye a impulsar “las competencias y habilidades cognitivas, artísticas, físicas, afectivas y sociales” de los pupilos, “elevando su nivel cultural general”. Lo anterior, pues están “en contacto directo con la labor de compositores” relevantes.

Por supuesto, también destacan que el conjunto “no sólo aporta a la comunidad educativa, sino que igualmente a Rancagua”.

La Orquesta Sinfónica Juvenil del Liceo Bicentenario Óscar Castro incluye instrumentos de viento, madera, bronces, cuerdas y de percusión. Un equipo de nueve profesionales se ha propuesto que ésta sea la mejor del país, en una labor que es encabezada por Marcial Pino González, quien estudió guitarra clásica en la Universidad de Chile desde 1980 a 1989. En 2013 comenzó a cursar la dirección orquestal en la Royal of Music de London con sede en España, consiguiendo la certificación europea. Hoy efectúa su tesis para obtener el título de Doctor en Dirección Orquestal.

Silvia Pozas, directora del Liceo Óscar Castro, explica que en agosto del año pasado empezaron a realizar las audiciones para definir a los integrantes del conjunto, además de comprar los instrumentos. En ese sentido, agrega que la idea es posible gracias a recursos de la Ley SEP, entre otros. “Dado el nivel alcanzado hasta este momento, considerando la calidad con que están interpretando los jóvenes, queremos que no sólo recorran el país, sino que también otros escenarios como los de Europa”, proyecta la autoridad del establecimiento.

De acuerdo con Víctor González, a la cabeza del área de Educación de la Corporación Municipal de Rancagua -que administra el plantel-, su intención es que los miembros de la iniciativa nueva “participen de modo activo” en diferentes encuentros. No obstante, aclara que éste no es el primer proyecto musical forjado desde las aulas de los colegios que dependen de su equipo. Y es que el Liceo de Niñas ya cuenta con un conjunto de cámara y el Colegio Manso de Velasco fundó un grupo de violines, en tanto que el República Argentina está trabajando para tener una “mini orquesta juvenil”.

Deja un comentario