El Tucu tiene aún mucho camino por recorrer

matias sepulveda ohiggins 01

El maipucino anotó sus dos primeros goles jugando en el fútbol profesional. Habló con El Rancagüino y dijo que, lo vivido en Ñuñoa, es el puntapié inicial de la remontada celeste.

 
Se ganó las miradas de los medios santiaguinos. Su actuación frente a Universidad de Chile vino solo a ratificar que lo que O’Higgins vio en él hace un par de años, cuando adquirió su pase a Magallanes, era lo correcto ya que su nivel en las series menores lo hacía sobresalir.
Matías Sepúlveda, la figura de los celestes frente a la U el sábado, analizó el partido y fue claro en señalar que lo hecho en Estadio Nacional es el punto de partida.
Si ya con Cristián Arán comenzó a ser considerado en las convocatorias, y luego con minutos en el segundo tiempo, con Gabriel Milito se ganó el puesto y es pieza fija para iniciar los partidos.
El canterano, que no viajó hace algunas semanas a Japón con la selección nacional sub-21 con el fin de pelear un puesto, está sacando dividendos de aquella determinación, ya que su entrenador confía en él y eso quedó demostrado frente al actual campeón del fútbol chileno.

 

 

FELIZ POR SUS GOLES

“Le dio gracias a Dios por hacer mi primer gol, y bueno, por el segundo también, estaba muy feliz”. Palabras de Matías que, el sábado, se dio el lujo de anotar en dos ocasiones a Johnny Herrera. El primero en los 2’ mediante un golpe de cabeza y el segundo en los 11’ gracias a un impecable tiro libre.
Esos tantos, dijo, “me sirven para seguir creciendo y mejorando”. Y claro, con ello va tomando más confianza para seguir mostrando su buen juego y calidad dentro del campo.
Ahora bien, lo bueno que hizo O’Higgins se vio empañado por los dos tantos que consiguió Mauricio Pinilla, y que terminaron arrebatándole la victoria al cuadro celeste.
Sobre eso, Sepúlveda expresó que “quedamos con esa espina de querer ganar, pero este punto nos sirve para seguir creciendo y trabajar más duro en la semana, y en el partido que viene quedarnos al fin con los tres puntos”.
Ahora bien, con cerca de 65 minutos muy buenos respecto a lo que este equipo venía mostrando, quedó de manifiesto que la planificación que planteó en su pizarra Gabi Milito había resultado a la perfección.
Según el Tucu, “salimos a hacer el juego que nos pidió el profe, tratamos de ser protagonistas y lamentablemente no se pudo ganar”. Y eso es verdad, el cuadro celeste no dejó hacer nada a la U, conjunto que entró en desesperación especialmente en el primer lapso y que luego se sobrepuso especialmente por la parte física.
De todos modos, Matías puntualizó que “este punto nos sirve para seguir mejorando” y que, de cara a los partidos que vienen, “esto nos da mucho ánimo para salir de esta mala racha”.

Deja un comentario