¿Qué pasó con la cartera de proyectos del 2%?

1

Uno de los primeros temas abordados en la sesión del Consejo Regional de ayer martes, tuvo que ver con el retraso en la ejecución de los proyectos presentados al Fondo del 2% de Cultura, Deporte y Seguridad Pública, teniendo en cuenta que para el presente año el gobierno regional optó por la modalidad de “ventanilla abierta” para la postulación de las iniciativas de desarrollo local.
En este sentido, Fernando Verdugo, explicó que esta nueva modalidad, en teoría menos restrictiva y burocrática para las asociaciones y organizaciones civiles, tendría mejores resultados a raíz de que “creímos que de esa forma se democratizaba aún más las posibilidades de que todos pudiera postular, pero en la práctica se produjeron atascos de proyectos y no tuvimos el control suficiente como equipo de Gobierno Regional sobre la ejecución”.
Producto de lo anterior, la administración regional se topo con un gran cantidad de recursos del ámbito público sin ejecutar y “como teníamos una mayor demanda desde el ámbito privado decidimos pedir a Luis Fuentes, poder reasignar estos recursos, lo que tiene que contar con la anuencia de la Dirección de Presupuestos (DIPRES), operación que toma a lo menos dos meses, que se cumplen a fines de septiembre”, agregó Verdugo.
Lo anterior, en la práctica significa que un gran número de proyectos presupuestados para ejecutarse con motivo de las Fiestas Patrias, teniendo en cuenta que no pueden financiarse actividades realizadas, deberán ser suspendidos, como es el caso de eventos en zonas afectadas por Incendios Forestales como Ranguil y otros. Mismo ejemplo aplica a grupos folclóricos que iban a otros países en representación de nuestra cultura y en general todos los proyectos con fecha de realización en septiembre.
“Fue un golpe a varias organizaciones pero se fundó en una idea bien buena, pero como el camino al infierno está tapizado de buenas intenciones hemos aprendido el error y vamos a retrotraer a un sistema de asignaciones trimestrales” finalizó Verdugo.

Deja un comentario