Campus Colchagua de la UOH ya cuenta con agua potable y plaza interior remodelada

IMG_6229

• Así lo informó el municipio de la comuna durante la última sesión de la Comisión de Educación del Consejo Regional (CORE) realizada en el recinto. La ejecución de estas obras fue un requisito de la casa de estudios para que se instalara la sede en este lugar.

 

 

Un recorrido inspectivo realizó la Comisión de Educación del Consejo Regional (CORE) por el futuro campus de la Universidad de O’Higgins (UOH), en San Fernando, para constatar la ejecución del proyecto que tenía por misión construir un pozo, habilitar una planta de tratamiento de aguas servidas y remodelar una plaza al interior del recinto emplazado frente al Km. 3 de la Ruta I-50, el mismo inmueble donde años atrás operó la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM).
La ejecución de estas obras fue requisito de la UOH para instalar la sede colchagüina en dicha comuna y– según lo informado durante el encuentro–ya se encuentran ejecutadas.
El proyecto denominado “Construcción Pozo y Mejoramiento Plaza Universidad de O’Higgins” fue postulado en 2016 por la Municipalidad de San Fernando al Fondo Regional de Iniciativa Local (FRIL). La inversión consideró $92 millones.
Finalizada la inspección el presidente de la Comisión de Educación, Manuel Barrera, acompañado de sus pares y el concejo municipal en pleno, valoró el avance de los trabajos. “Estamos bastante conformes con el avance de estas obras que permitirán la instalación del campus Colchagua de la Universidad de O’Higgins. En marzo iniciará el año académico en esta sede, lo que nos pone muy contentos como Consejo Regional, ya que se está cumpliendo con la palabra empeñada”, señaló.
El director de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLAN) de San Fernando, Hernán Carrillo, en tanto, enfatizó en que las obras que se ejecutaron forman parte de “los compromisos que se pidieron para hacer funcionar esta sede: recuperar los servicios básicos que siempre han existido, pero que habían dejado de funcionar”.
En la instancia las autoridades también destacaron la inversión de $570 millones que el CORE aprobó con el objetivo de conservar el edificio y dejarlo completamente operativo para recibir en 2018 a la primera generación de alumnos de la carrera de Medicina Veterinaria.
Este proyecto consiste en reparar la infraestructura existente con trabajos de filtraciones de cubierta, pintura, revestimiento de pisos y obras menores como cerraduras, equipos de iluminación, y cierre perimetral. La superficie que se intervendrá es de 4.931,88 m2.

Deja un comentario