Gobierno atiende a damnificados por incendios en Rancagua

20170915_120250

-En el siniestro que ocurrió en la población Santa Filomena hay varias familias que ya eran beneficiadas por programas de Serviu.

 
Tras el lamentable incendio ocurrido en la población Santa Filomena de Rancagua Serviu O’Higgins ha revisado la situación de las familias afectadas, de las cuales algunas ya se encontraban trabajando con la unidad de campamentos del organismo estatal.
Así es como José Soto y su hija Ana ya habían recibido hace poco sus viviendas en el conjunto Monteverde de Machalí. Si bien lógicamente continúa afectado por lo que fue el incendio, José Soto al menos ya cuenta con su nueva casa para irse a vivir. “Estoy súper agradecido, apenado por la casa que formé desde abajo pero gracias a Dios tenía una casita y alcancé a llevar la cama para arriba. Estoy agradecido en todo caso porque la casa nueva es súper acogedora, grande y bonita. Mi hija en su casa alcanzó a sacar la cocina, la cama y el comedor”, dice.
De las familias afectadas, 4 ya tienen una solución por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y 2 están siendo evaluadas. Así lo explicó el director del Serviu O’Higgins, Víctor Cárdenas. “Concurrimos a verificar la situación de las familias y tratándose de un campamento que estaba en nuestro catastro pudimos verificar que efectivamente dos de las familias afectadas ya se estaban trasladando a sus nuevas viviendas, teniendo ellos una solución habitacional definitiva para superar esta emergencia”, dice.
Cárdenas también informó la situación de las demás personas damnificadas. “Otras 2 familias ya están asignadas con un proyecto, para quienes estamos verificando alguna medida transitoria donde puedan vivir por mientras. Respecto a las familias que no estaban catastradas se está elaborando el informe social para evaluar las alternativas que tienen para postular o recibir un apoyo por parte de nuestro ministerio”, apunta.

 
Chépica
La villa Colonial de Chépica también se vio afectada por un incendio. Cuatro casas fueron siniestradas y el director regional Víctor Cárdenas los profesionales de Serviu O’Higgins ya visitaron el lugar. Una de las viviendas resultó con daño total, otra con un 70% y dos con daños menores. Se evalúan los tipos de subsidios con el cual pueden ser apoyadas estas familias, 3 de las cuales ya habían sido damnificadas por el terremoto de febrero de 2010.

Deja un comentario