Calles O’Carrol y Campos: la esquina de la noticia

 

La esquina que forman las calles O’Carrol y Campos, en Rancagua, tiene una larga historia, que quizás alguna vez podría escribir con mayores detalles, ya que en parte he sido protagonista de algunos episodios. ¿Y, por qué la traigo ahora a esta columna de los recuerdos?… Sencillamente, porque en un día como hoy, el 2 de noviembre de 1924, se transformó en “la esquina de la noticia”.
Ese día, se inició el traslado de la sede del periódico fundado por Miguel González Navarro, que se transformaría, al pasar a ser un diario, en el actual ”El Rancagüino”, que estuvo ubicada desde 1915 en la calle Independencia 539. Era una antigua casona colonial, en mitad de la cuadra, entre Campos y Astorga.
La nueva sede de la Empresa Periodística se situó en la mencionada esquina de O’Carrol con Campos, también en una casona colonial antigua, en donde hasta hoy, totalmente transformada, reedificada y modernizada , funciona ”El Rancagüino”.
Ese lugar, que primitivamente, a la época de la fundación de la ciudad, en 1743, ocupaba un solar completo (un cuarto de cuadra), tuvo históricamente diferentes usos. Comenzó como residencia de una de las primeras familias fundadoras de Santa Cruz de Triana. Más tarde fue una “posada” o pequeño hotel, después tuvo oficinas particulares y, finalmente, por el año 1920, fue la sede del Partido Demócrata.
Miguel González la dividió en dos partes: una para las oficinas y talleres del diario y la otra como residencia de su familia. El crecimiento de ambas cosas (el diario y la familia), hicieron necesario que el diario ocupara, finalmente todo el lugar, hasta el 15 de enero de 19i59, cuando fue totalmente destruido por un desastroso incendio.
“El Rancagüino” logró lentamente renacer de sus cenizas, como el Ave Fénix del escudo de Rancagua y reiniciar su camino de crecimiento y progreso.
¿Y qué pasaba en los otros tres lugares de la misma esquina?… Resumo muy brevemente.
En la del lado suroriente, don Alberto Talbot, alto ejecutivo de Braden Copper Co. edificó un hermoso chalet estilo inglés, que muchos años más tarde fue demolido para levantar la actual sucursal del Banco BCI.
En el lado nororiente se construyó el Teatro O’Higgins (después Apolo) y el cuartel de la Primera Compañía de Bomberos. Ambos destruidos por feroz incendio y posteriormente reconstruidos, incluyendo la característica torre bomberil.
Y, finalmente, en el sector norponiente, estuvo la residencia de don Domingo Toro y después la consulta del odontólogo Raúl González Labbé. Ha tenido después diversos usos y en la actualidad, reconstruida, están las oficinas de Servipag.
Esta es, muy resumida, una pequeña parte de la historia de la “esquina de la noticia”, desde donde salió hoy, en la mañana, el ejemplar de “El Rancagüino” que usted está leyendo.

21 comments

Good website! I truly love how it is easy on my eyes and the data are well written. I am wondering how I might be notified when a new post has been made. I’ve subscribed to your RSS which must do the trick! Have a great day!

you are actually a just right webmaster. The website loading pace is incredible. It sort of feels that you are doing any unique trick. Moreover, The contents are masterwork. you’ve performed a fantastic task in this matter!

Deja un comentario